Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

Hace poco discutía unas noticias de la desalentadora actualidad con unos buenos amigos -muy activos en el ámbito de la RSC- y durante el vehemente parlamento resurgió la eterna disyuntiva entre ética y ley. A medida que avanzábamos en el debate vimos claro que esa diferenciación - a priori muy clara- muchas veces nos confundia y hasta llegaba a distorsionar la percepción de responsabilidad que teniamos de una determinada organización.

 

¿Ética o Ley? Si interpretáramos que es responsable toda organización que respete las leyes de un lugar y momento dado, creo que estaríamos reduciendo enormemente el ámbito y grandeza de la RSC. Por supuesto que lo primero que una organización debe hacer para ser calificada de “responsable” es respetar las leyes a las que está sujeta.

 

Sin embargo, las leyes muy a menudo son incompletas  (en democracia el garantismo legislativo hace que su gestación sea lenta). Las leyes –por definición- son “legales” pero no siempre legítimas ni justas. En muchas ocasiones son terriblemente injustas: pensemos en las leyes raciales de Nuremberg, en ciertas aplicaciones de la Sharia o en la existencia de Guantánamo. Los abogados defensores de los acusados en Nuremberg, tras el horror del nazismo, se acogieron a la “legalidad” de sus actos al considerar que sus defendidos estaban amparados en leyes promulgadas por estado soberano como lo fue el III Reich desde 1933 a 1945. Lealmente no les faltaba razón. Moralmente estaban gravemente equivocados. Hubo, además, alemanes valientes y muchas veces heroicos que arriesgaron sus vidas para demostrar que no toda Alemania era igual y que un vicio moral no podía ser subsanado por una ley técnicamente impecable.

 

Por lo tanto, una empresa que quiera acreditar su responsabilidad social no puede justificarla solamente en que cumple las leyes; si estas fueran claramente incompletas (por debajo de las expectativas de la ciudadanía). Del mismo modo, una empresa no puede ser responsable si aplica o respeta una ley claramente injusta (castigo de flagelación a trabajadores que hayan cometido errores amparada por la legislación de algún  rico país del sudeste asiático) Se trataría de dos situaciones muy concretas en donde quedaría patente la superioridad de la RSC sobre la ley. La ley lo permite, pero la ética lo prohíbe.

 

La RSC, por lo tanto, debe ser motor de cambio, de progreso (escrito sin coloración política) y de mejora y debería servir de incentivo al legislativo y al ejecutivo (al menos en un estado democrático) para “ponerse las pilas” y mejorar sus leyes para situarlas a la “altura moral” de sus ciudadanos (que también son votantes). Por eso es tan importante una ética cívica – como lleva décadas insistiendo Adela Cortina- , que suponga que la ciudadanía premiara o castigara a aquellos gobernantes que sepan adecuar (o no) sus leyes a sus legitimas expectativas. Creo que era Chavigny (Escuela Histórica del Derecho) quien afirmaba que las leyes siempre están basadas en un sustrato moral, pues si no es así los ciudadanos castigan (con sus votos) a los gobernantes.

 

Naturalmente, para que la cosa funcione es necesaria una ciudadanía vital y responsable; una ciudadanía que no esté adormecida por ninguna variedad de opiáceos (Marx se quedó muy corto al limitarlo a la iglesia), ni des-moralizada por el triste espectáculo que a veces ofrecen nuestros gobernantes. Para que la RSC funcione de verdad es necesaria una ciudadanía –parafraseando a Fromm- sin miedo a la libertad.

 

Todo no es relativo, y en ese sentido creo que un vicio moral no puede ser “purificado” (subsanado) por la existencia de una ley que lo consagre. Hay cosas objetivamente malas; para empezar cualquier vulneración a los Derechos Humanos y desde la RSC debemos ser capaces de combatirlas constructivamente.

Visitas: 225

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Comunidad ÉTNOR para añadir comentarios!

Participar en Comunidad ÉTNOR

Miembros

© 2020   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio