Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

Emilio Martínez presenta "Ética profesional para profesores"

La educación como problema social centró ayer la presentación del libro de Emilio Martínez, Ética profesional de los profesores, presentado por la Catedrática de Ética Adela Cortina y el Director de la colección Augusto Hortal. Cortina destacó en su intervención que es necesario "un pacto por la educación entre profesores, padres, y autoridades, porque el problema de la educación es un problema que desborda a los docentes, y que nos interesa a todos". Cortina destacó que, a pesar de esta realidad, Emilio Martínez propone en su libro que por algún lugar hay que empezar, y este lugar ha de ser el del papel de los maestros, de los profesores. "¿Cómo se debe educar? y ¿cuál tiene que ser el carácter del docente? son las preguntas centrales a las que Martínez trata de responder. Un libro que, como destacó Cortina, "no es de ningún modo moralina, sino tal vez "moralita" en estado puro, un potente "explosivo" que puede cambiar las cosas desde dentro de la actividad docente". El libro no habla de deberes, sino de actitudes, las actitudes que tienen que tener los profesores pero no sólo en relación con sus alumnos, sino en relación con ellos mismos, con el resto de compañeros de profesión, y con la sociedad en la que y para la que forman.

Por lo que se refiere al autor, Cortina destacó cómo el libro es muestra del enorme bagaje filosófico del mismo, una filosofía, como muestra el libro, "fecunda para orientar la vida cotidiana". "Pero sobre todo, el libro está escrito desde una enorme experiencia de compromiso con la educación, una de las cosas más importantes para el futuro de nuestro país".

El gran mérito, según Cortina "es que no elude ninguno de los grandes problemas con los que se pueden encontrar hoy los docentes: la objeción de conciencia, los problemas con compañeros, la violencia en las aulas, el acoso escolar, etc."

Otra de las grandes aportaciones de este libro, comentó Cortina, son los numerosos materiales: películas que se pueden comentar en clase, textos, etc. y los cuadros de autocontrol y para el debate que se ofrecen al final de cada capítulo, que recogen lo leído y ponen a prueba al lector con la comprensión y la posibilidad de ejecución de lo aprendido.

Por su parte, Augusto Hortal destacó que el libro de Martínez se concibe como "el colofón de la colección destinada a analizar las distintas éticas de las profesiones. Un hueco que faltaba por rellenar desde el principio, y Emilio ha sido el idóneo para hacerlo". Hortal también desveló "que no es un libro de recetas, sino un libro de buen sentido, que capta qué está en juego cuando lo que haces lo haces bien en tu profesión, y que pretende ayudar a los profesores en su ejercicio tratando de descubrir las oportunidades de mejora, que siempre las hay". "Es un libro para ayudar a deliberar, pues no leemos libros de filosofía para saber que es la virtud -destacó Hortal- sino para ser virtuosos". "Las éticas profesionales merecen ser y quieren ser un movimiento social para hacer lo que hacemos con altura moral. Y el libro de Emilio es una suave y cautivadora invitación a ello", concluyó Hortal.

Por su parte el autor afirmó "que se trata de un libro escrito desde la razón cordial, de la que tanto hemos aprendido de la profesora Cortina, y desde el convencimiento de que lo más importante para un profesor ha de ser el "amor" a sus alumnos, el interés por que realicen sus proyectos de vida sin miedo, de un modo ilusionante, como lo queremos para nuestros hijos". Martínez recordó un dicho que dice "que los profesores de infantil aman a sus alumnos, los de secundaria aman a su materia, y los profesores de universidad se aman a sí mismos". Puede parecer gracioso, pero algo de cierto tiene, sino mucho. El libro pretende recuperar la esencia de la enseñanza, y la importancia de la vocación, de ilusionarse por la profesión. "El sentido del libro -concluyó Martínez- es despertar una sensibilidad por los temas éticos de la cual se va a beneficiar el lector en lo profesional, en lo personal y como ciudadano. Pero sobre todo teniendo en cuenta que los grandes beneficiarios de todo esto son y deben de ser siempre los alumnos de estos profesionales".

Visitas: 686

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Comunidad ÉTNOR para añadir comentarios!

Participar en Comunidad ÉTNOR

Miembros

© 2020   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio