Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

Comte-Sponville, el filósofo francés, sitúa a la urbanidad y cortesía al principio de su maravilloso libro PEQUEÑO TRATADO DE LAS GRANDES VIRTUDES.

Su justificación es muy simple: si la "ética" es el aprendizaje para hacer el bien mediante la repetición (hábito, costumbre) de acciones virtuosas (buenas), la cortesía -aunque solo sea "apariencia" y formalismo- es lo primero que debe aprender el niño desde muy pequeño para ir con los años "forjando un carácter" o una ética (que es lo mismo).

El niño al principio no entenderá por que razón debe ceder su cómodo asiento en el metro a esa persona mayor, pero a costa de ir haciéndolo (a regañadientes) durante toda su infancia, cuando alcance la adolescencia lo hará de forma automática y será entonces cuando ya pueda entender las verdaderas razones morales de aquella rutina, de aquel hábito: los ancianos son mas frágiles, mas débiles y vulnerables, han invertido su vida para ofrecernos el mundo que disfrutamos y merecen nuestra gratitud y ayuda. Por esta razón la "cortesía", aunque solo sea una apariencia de ética, es esencial pues prepara a nuestros niños para ser mañana hombres virtuosos; quizás no santos pero si mejores personas.

Creo que haber acabado con los libros de urbanidad (considerados intrínsecamente "carcas") ha sido un error gravísimo que a la larga ha ido degenerando las buenas costumbres heredadas de nuestros antepasados (las malas -que también las tenían- hay que erradicarlas) y abocando a nuestra sociedad a una suerte de lento suicidio moral. El proceso no es irreversible (en el ser humano, mientras exista, nada lo es) pero hoy vemos sus horribles frutos en programas como, por ejemplo, Gran Hermano que no solo atenta a la ética, sino también a la estética

Visitas: 123

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Comunidad ÉTNOR para añadir comentarios!

Participar en Comunidad ÉTNOR

Miembros

© 2019   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio