Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

Que la ética está de actualidad es algo que muchos comparten, pero me da a mi que la actualidad casi siempre se queda más en los papeles que en los hechos. Un miembro muy querido de la Fundación ÉTNOR nos decía siempre con sorna que “la ética es necesaria, pero imposible”. Yo estoy convencido que lo que resulta hoy más imposible que nunca es seguir en este planeta sin ética, aunque a veces nuestras actuaciones son tozudas y parecen indicarnos más bien lo contrario.

Si es verdad, entonces, que la ética es necesaria e imposible dejarla de lado para que las organizaciones, instituciones y ciudadanos estemos a la altura del reto que tenemos, ¿por qué la realidad del día a día parece que se resiste? Veamos, desde mi punto de vista, algunas de las posibles respuestas:

1. No hemos sabido hacer de la ética un saber práctico.

Todos hemos oído muchas veces que la gente de empresa son personas de “la práctica” y ven la ética como algo teórico y alejado de la realidad. Sin embargo, nada más lejos de lo que pretende la ética, pues su objetivo no es otro que, precisamente, influir en la práctica y aportar conocimientos para nuestro quehacer diario.

Tenemos, pues, un espacio en el que seguir trabajando y buscando la forma de trasladar esta idea y, en definitiva, hacer de la ética ese saber que, de verdad, transforma la realidad.

2. La rentabilidad de la ética.

Muchas empresas y sus directivos miran la ética con recelo porque entienden que les frene en su necesidad de cuadrar la cuenta de resultados, cobrar el bonus, etc.

Relacionado con lo anterior, por mucho que a veces pueda parecer lo contrario, son muchos los directivos y directivas de empresa que siguen viendo en la ética un lastre para su desarrollo personal y organizacional. Creen que la ética les restaría rentabilidad y ven la ética como algo a lo que dedicarse una vez han conseguido la tan necesaria rentabilidad.

Este podría ser un segundo espacio al que dedicar nuestros esfuerzos. Tenemos que hacer ver a las empresas que éstas son rentables cuando son éticas y no que son éticas cuando son rentables.

3. El modelo institucional de la empresa y el mercado se han alejado de la propuesta ética.

Si bien lo anterior es, desde mi punto de vista, muy importante, más lo es aún pensar qué tipo de empresas e instituciones hemos creado. Todos hemos tenido más de una vez la sensación de acercarnos a una empresa y pensar: “en esta empresa no hay nada que hacer, hablar de ética es perder el tiempo”.

En definitiva, creo que es necesario reflexionar sobre qué tipo de empresa, mercado y economía necesitamos y queremos para que hablar de ética tenga cabida.

Por supuesto que se podrían dar muchas más respuestas, y seguramente la correcta será la mezcla de varias de éstas.

Quizá las primeras dos cuestiones, con toda la complejidad que tienen, serían más fáciles de abordar, pero creo que la última es el “núcleo duro” que necesitaríamos transformar para hacerlas posibles. Para esto es verdad que es imprescindible la implicación y el compromiso de la empresa y quienes la dirigen, pero no está mal de vez en cuando hacer autoanálisis y autocrítica, sobre todo es el espacio de nuestra asociación.

Lo que sí es cierto es que todas ellas dan sentido y razón de ser a una organización como EBEN España, que, desde hace 20 años, ha ido abordando incansablemente aspectos clave para el desarrollo y la aplicación de la ética en la economía y la empresa. El reto no es pequeño, pero ahora más que nunca tenemos que seguir aportando la propuesta ética para que nuestras empresas y organizaciones sean cada vez mejores, tengan una mejor imagen; y, por supuesto, las excelentes tengan más posibilidades de subsistir en el mercado en el largo plazo.

* Artículo publicado en la newsletter de EBEN ESPAÑA (http://www.eben-spain.org/2012/09/1942/#more-1942)

Visitas: 128

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Comunidad ÉTNOR para añadir comentarios!

Participar en Comunidad ÉTNOR

Miembros

© 2020   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio