Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

EL BOSQUE, UN MODELO DE VIDA ORGANIZACIONAL La gestión directiva y empresarial a la luz del Año Internacional del Bosque (III Parte)

6. El bosque previene la destrucción  de la tierra

Los bosques reducen la erosión de la tierra,  ya que sus raíces aglutinan y evitan el escurrimiento de tierras en las pendientes. Al igual protegen de la erosión del viento en las planicies.

 

¿Qué daños causa la deforestación?

  • Erosiona el suelo, destruye la vida, los caminos, las siembras.
  • La lluvia destruye el suelo al no tener ramas y hojas que la hagan caer con suavidad.
  • Al correr, la lluvia arrastra la capa vegetal y el material orgánico que debería absorber el agua.
  • La erosión anula las defensas, convierte un piso blando y nutritivo en una costra dura e impermeable.
  • Crea desorden en los sistemas, incertidumbre frente al futuro, inseguridad frente a los resultados, desánimo frente al trabajo diario.
  • Finalmente, surge la temida entropía, la que hace surgir las variables que disminuyen nuestras fuerzas y propósitos.

 

La ciencia ha definido todo lo anterior como el proceso de laterización, que es la formación de desiertos, compactación y recalentamiento de los suelos, producto de la erosión  y la deforestación. Mary McNeil ha dicho que este proceso es irreversible y lo considera una de las causas de la desaparición de la tierra buena y de las civilizaciones sobre ella.

 

La empresa anti erosión trabaja por crear una geografía organizacional capaz de “renovar” procesos, de “reverdecer” desde dentro y gestionar desde las personas hacia la producción de bienes y servicios útiles, de calidad y precios justos que respondan a las exigencias de los clientes y a la realidad de pobreza del país.

 

La empresa anti erosión crea “relaciones”, más que “funciones” con los clientes (internos/ externos), sus proveedores y la comunidad en la que se encuentra inserta. No vive en guerra con sus competidores, habla bien de sus propios productos, sin hablar mal de los otros,  vive la complementaridad empresarial.

 

Para reflexionar y compartir…

  • ¿Qué erosiona a nuestra empresa?
  • ¿En qué se expresan las erosiones organizacionales que vivimos hoy?
  • ¿Qué visión, misión, ruta, siembra se ha erosionado en nuestra organización?
  • ¿Qué podemos usar para detener las erosiones o entropías organizacionales?
  • ¿Cómo se vive la “laterización” en nuestra organización?
  • ¿En qué se expresa la entropía hoy en nuestra organización?
  • ¿Qué fuerzas o defensas tenemos para detener la entropía y parar los procesos erosionadores en nuestra organización?

 

7. El bosque crea común-unidad desde la diversidad

El bosque es un espacio de vida, para la vida, un lugar dispuesto para generar un ambiente protector y refugio para la fauna y la flora silvestres, la que se caracteriza por la enorme variedad de especies que conviven en su interior. Por ello, un bosque se define como creador de ambientes inclusivos, que respondan a esa sana integración y convivencia caracterizada por las diferencias individuales.

 

En el bosque se vive un proceso que en la organización humana también existe: es una comunidad de comunidades, ya que en su interior existe una extraordinaria diversidad de mini-ecosistemas que tienen sus propias leyes (que definen una comunidad específica), pero respeta esa gran comunidad, que es el bosque en sí (la integración de comunidades diversas).

 

Un bosque es una comunidad de comunidades, una presencia simultánea de especies diversas con diferentes requerimientos y también con diferentes aportes para la vida del bosque.

 

La empresa también es una comunidad de comunidades, sistemas y subsistemas, que simultáneamente conviven con roles y competencias diferenciadas y con diversidad de requerimientos.

 

Sobre lo anterior podríamos preguntarnos: si es tan importante la diversidad, la especialización y los subsistemas,  entonces ¿qué los une, da organicidad y sentido corporativo a la organización?

 

Respuesta corta: El hecho de trabajar desde la diversidad y la especialización de equipos y tareas es una forma de dirigirse a objetivos comunes, metas compartidas, productividad y resultados esperados.

 

Sin temor a equivocarnos, podemos decir que los bosques son los hábitats con mayor diversidad de la tierra, de lo que también se puede inferir que para la convivencia humana, TODOS dependemos de TODOS para la existencia a escala humana. 

 

La única forma de que el bosque sobreviva es cuidando su diversidad, ya que solamente con todos DIVERSOS y todos UNIDOS  se logra crear la vida de un bosque. ¿Qué pasa cuando se quieren negar las diferencias y estandarizar las opciones de SER y EXPRESARSE? Simple y cruel: se logra  talando los bosques nativos y creando bosques “utilitarios y desechables”, bosques artificiales mediante la plantación  de UNA especie arbórea y de una misma EDAD… Se rompen las diferencias y la biodiversidad y se termina con ello por matar los ciclos de vida y reproducción de tan diversa flora y fauna que tenía la humanidad.

 

Esta opción depredadora del bosque, tiene su equivalencia en la organización al observar un modelo que  primó en la Revolución Industrial: el modelo Autocrático, centrado en la autoridad oficial formal y el uso del poder y del mando para diseñar, organizar, ordenar, controlar los procesos. Por tanto, la dirección piensa y los empleados son dirigidos al logro de su desempeño óptimo,  recibiendo órdenes o sanciones por su incumplimiento.

 

El bosque nos enseña que en la organización TODOS son necesarios para el logro de las metas orientadoras y productivas, nos enseña que nada ni nadie sobra en este planeta, nadie es más valioso por su tamaño (el saber, el tener, el poder). Por lo tanto, un buen modelo organizacional surge desde un modelo participativo, que prioriza las conversaciones, los acuerdos, la autodisciplina y en el que las personas ven que sus opiniones y propuestas sirven y se consideran.

 

Por ello es tan importante evitar la extinción de las especies como también la exclusión de las personas y sus opiniones diversas, todos son importantes. ¿Sabemos que la ausencia de un pequeño insecto podría afectar el ciclo vital y la sobrevivencia del propio ser humano? ¿Valoramos los aportes de todos al desarrollo organizacional, de todos, especialmente del personal de contacto, de atención post venta, de recepción, de atención telefónica?

 

 Para reflexionar y compartir…

  • ¿Hacemos de nuestra empresa un ambiente inclusivo, integrador, evitando las críticas ciegas, las descalificaciones, la destrucción de la otra persona? 
  • ¿Nuestra empresa colabora en la creación de negocios inclusivos, en donde  las pymes y  nuestros proveedores nos ayudan a lograr nuestros objetivos y nosotros los ayudamos en los suyos?
  • ¿Aceptamos la "biodiversidad organizacional" (cargos distintos, roles, distintos, personalidades distintas)?
  • ¿La diversidad de personas y personalidades al interior de nuestra empresa, la vemos como una fortaleza o una debilidad?
  • ¿Cómo se resuelven los conflictos, propios de esta diversidad al interior de nuestra organización?

 

8. El bosque es un lugar de encuentro, reflexión y solidaridad

El bosque trabaja por sus propios objetivos: conservar, enriquecer y fertilizar su propio suelo… Pero no se cierra a ellos, sino que se abre a otros, liberando a la atmósfera más oxígeno del que toma; se vincula con su entorno, crea la biosfera, genera espacios para ser lugar de encuentro y compartir… Tiene una clara función económica, ambiental, pero también contemplativa y social.

 

Una empresa está conformada por trabajadores que viven en ella un tercio de su vida, con las horas de mayor actividad cognitiva y activa de su día  ¿podría no ser un lugar de encuentro, contemplación y reflexión? No, no me refiero a la gimnasia de pausa, tampoco a un cursillo sobre trabajo en equipo o manejo del estrés… Son más bien acciones simples que van instaurando celebraciones y ritos institucionales, instancias de integración, de servicio social, de análisis internos y de proyecciones compartidas.

 

Cuando el bosque deja de ser un lugar de encuentro, pasa ser un lugar de competición y sobrevivencia, se transforma en un espacio de lucha, de camuflaje, defensas y ataques, recelo y desconfianza.

 

Un insecto inmóvil puede ser una rama de un árbol, una mariposa se disfraza de hoja, un débil pajarito se transforma en un monstruo al abrir sus alas y mostrarlas dibujadas, un sapo asustado es capaz de saltar y hasta volar por los aires, un cangrejo se viste con una concha, un pez pequeñito puede cegar a su atacante al lanzarle químicos y tinturas… Temen y se disfrazan, desconfían y se defienden.

 

Surge el temor de ser destruido o ser  plato en la mesa de un poderoso. Por ello el camuflaje, el aparentar ser lo que no somos, es una defensa recurrente en los grupos humanos, al igual que en el bosque.

 

Disfraces, apariencias, temores, defensas, ataques, formalismos, distancias, patrones, paradigmas, prejuicios, mensajes confusos se pueden transformar en técnicas de supervivencia organizacional.

 

El tener al bosque como un lugar de encuentro y comunión, no lo transforma en un camping, sino en un ordenado gestor de procesos a partir de valorar a las personas y sus equipos laborales, no como RRHH (la persona no es un “recurso” para “usar”, manipular, desechar), ni tampoco como “un capital humano” (¿Acaso la persona se transforma en un bien económico, en un nuevo “capital” de la empresa?).

 

Encuentro y comunión en las dimensiones de la gestión organizacional, significará, entre otras acciones:

  • Interacción de personas: conversaciones y compromisos personales más que solamente “funcionales”.
  • Metas comunes: convergencia de intereses y contribución y responsabilidad por el bien organizacional.
  • Condiciones de trabajo: justas y con posibilidad de ser revisadas, reconocimiento por su aporte, formación continua.
  • Gestión del conocimiento y del talento: el nuevo “capital” social y empresarial.
  • Flexibilidad: que el personal seleccione los medios para llegar a las metas, cuidando las normativas y el sistema de aseguramiento de la calidad.
  • Colaboración laboral: nueva cultura organizacional que elimina los archipiélagos, la desconfianza y crea relaciones colaborativas y trabajo en equipo.
  • Jefes compañeros: vivir un liderazgo compartido, dialogar, acompañar, olvidarse del látigo y la zanahoria.
  • Orientadores y animadores de las personas: liderazgos inspiradores del trabajo desde el sentido co-creador del ser humano, la confianza y autodisciplina.
  • Inclusividad: Es lo que articula la participación de todos, la escucha, el debate interno, no sólo cortoplacista, sino  especialmente a mediano y largo plazo.
  • Implicancia: Incorporar al trabajador en el cumplimiento de metas, sin poner en riesgo su salud, aunque sea voluntariamente, por horas extras, reducción del horario de descanso, esfuerzos excesivos, etc.
  • Prospección: Pensar juntos propuestas a medio y largo plazo para definir opciones, planes y estrategias sobre el futuro de la empresa.

 

Para reflexionar y compartir...

  • ¿Proyectamos dentro del año acciones de encuentro y celebración? ¿Posibilitamos momentos de diálogo y reflexión comunitaria?
  • ¿Existen espacios para valorar la naturaleza de lo que somos humanamente?
  • ¿Nos preocupa la vinculación de la empresa con las realidades de pobreza?
  • ¿Vivimos comprometidamente o prostituimos la RSE –responsabilidad social empresarial?
  • ¿Es nuestra empresa una organización ciudadana, con responsabilidades hacia la construcción del proyecto país?
  • En nuestra organización, ¿jugamos a los disfraces, las apariencias, las defensas, los malos paradigmas, los prejuicios?
  • ¿Qué provoca en nosotros el juego de los disfraces, temores, defensas, ataques, prejuicios, mensajes confusos?

 

9. El bosque vive de la comunión entre lo grande y lo pequeño

La gigante estructura de un bosque permite que en sus ramas, troncos, raíces, aniden pájaros, vivan insectos, se formen las epifitas o plantas aéreas en las altas copas. Los científicos han llegado a decir que un viejo árbol puede sostener hasta 1500 invertebrados con vida.

 

Pero no solamente lo grande y fuerte de los árboles milenarios es necesario en el bosque, también las invisibles bacterias y los pequeños hongos son esenciales para la vida del bosque,  como los mismos árboles.

 

Muchas plantas y árboles enormes dependen de pequeños actores para polinizar sus flores, dar frutos y poder reproducirse. El enorme roble  depende de un pequeño insecto, pero también de poderosas corrientes de aire que lo limpien de ramas secas y lleven lejos sus semillas y polen.

 

En la empresa también se viven experiencias de comunión, entre roles más complejos y otros más operativos. Así vamos creando una cultura del reconocer el trabajo del otro (el complejo y el sencillo), del dar y del confraternizar.

 

Un bosque de comunión organizacional permite generar estilos de dirección participativa y colaborativa, con una clara orientación hacia el logro de metas evaluables. Calidad en las relaciones, liderazgo compartido, información permanente, diálogo abierto, involucramiento, remediales concertados… son algunos de los valores de esta comunión.

 

La idea de comunión organizacional no se relaciona con “eventos”, como el trabajador del mes, celebraciones de cumpleaños, el día de… Es mucho más que actos aislados, es la empoderación del trabajador.

 

Empowerment es desconcentrar el poder mediante la confianza explícita en el trabajador, es fortalecer su liderazgo, compartiendo la autoridad del ejecutivo o directivo con el profesional o técnico que desarrolla la tarea y es capaz de proponer y emprender nuevas acciones,  ya sean remediales o proactivas.

 

Roger Mills, psicólogo, definió este sistema por sus siglas, GEM -Goals, Empowerment, Measurement- lo que convierte a estos tres elementos -Objetivos, Empoderamiento y Medición- en un camino inclusivo, comunitario y humanizador, que a la vez es capaz de velar por la eficiencia (más resultados con menos costos), eficacia (logro de resultados esperados) , efectividad (capacidad interna para llegar a resultados) y  relevancia (el impacto social que tiene el bien o servicio). Hemos definido los cuatro aspectos anteriores según Benno Sander.

 

Para reflexionar y compartir…

  • ¿Valoramos los aportes de todas las personas al desarrollo de las metas organizacionales?
  • ¿Toda la comunidad laboral conoce los valores y propuestas organizacionales?
  • ¿Existen adecuados procesos de inducción e integración entre los trabajadores y los equipos directivos?
  • ¿Se escucha en forma adecuada a las personas de menor rango organizacional?
  • ¿Percibimos el impacto que nuestro trabajo –micro gestión- provoca en los resultados organizacionales –macro gestión?
  • Los equipos directivos o gerenciales, ¿expresan la importancia del valor de todos los trabajadores para el logro de las metas organizacionales?
  • ¿Se incorporan a las áreas de menor calificación laboral en el análisis de acciones corporativas, en procesos de inducción e integración de las personas?

10. El bosque es un espacio delicado, vulnerable

Se creía que el bosque nunca se agotaría tras su explotación, que era una posesión generadora de eterna riqueza, un recurso renovable. Hoy vemos que el bosque es un bien agotable, no renovable…  tardíamente nos dimos cuenta que era así.

 

Pese a su enorme altura y follaje, el bosque es delicado, es frágil. La deforestación, los insectos introducidos, la sobreexplotación, la contaminación, un fuego mal apagado son sus mayores asesinos, que pueden terminar con una plantación de cientos o miles de años.

 

El bosque sabe de muerte y renacimiento, de formas de conservación y repoblación, de pérdidas y caídas en otoño, hasta llegar a la desnudez en el invierno.

 

Una empresa y sus equipos enfrentan permanentemente decisiones y riesgos, que pueden terminar en fracaso al descuidar los equilibrios internos, las amenazas y oportunidades del entorno, las exigencias de los cambios, la variabilidad de los mercados, etc.

 

La vulnerabilidad de la empresa nos cuestiona aspectos esenciales de la gestión:

 

-       Crisis: ¿Cómo se manejan las crisis organizacionales?  ¿Las asumimos como una realidad de las prácticas organizacionales?

-       Contingencias: ¿Hemos creado planes alternativos frente a probables crisis o emergencias?

-       Errores: ¿Qué hacemos con las frustraciones y los errores? ¿Los convertimos en escuela y aprendizaje comunitario? ¿Aprendemos de ellos, no desde el fracaso, sino desde una nueva actitud para enfrentarlos?  Ya no preguntamos ¿por qué a mí?, sino ¿para qué a mí, para qué me sirve esto?

-       Divisiones: ¿Estamos atentos al clima laboral? ¿Aplicamos remediales frente a problemas detectados?

-       Resultados: ¿Las metas organizacionales son compartidas, explicadas, analizadas con todo el personal? ¿Existe conciencia de que es necesario dar cuenta de la gestión individual y de equipos y hacerse responsable de los resultados?

-       Convivencia: ¿Vivimos una sana convivencia del compartir o del competir? ¿Asumimos que somos seres limitados,  necesitados de otros que nos complementen?  ¿Tiene espacio el dolor en nuestras conversaciones, a efecto de que nos muestre la realidad, nos hermane con la humildad y la realidad de lo que somos?

 

Para reflexionar y compartir...

  • ¿Somos conscientes de que nuestras negligencias y descuidos pueden ocasionar daños, “incendios” graves e irrecuperables en el ambiente de trabajo y en la confianza?
  • ¿Qué hacemos para prevenir los “incendios” y así mantener el patrimonio valórico y de la cultura organizacional? 
  • ¿Nos sentimos todos responsables del cuidado de nuestro “bosque” y su cultura organizacional? 
  • ¿Cómo experimento yo mi propia vulnerabilidad? ¿La oculto, la disfrazo, me defiendo, la acepto y la trabajo?
  • ¿Cómo expresamos en el grupo de trabajo las respuestas a las equivocaciones y errores de los otros?
  • ¿Asumimos el error, lo analizamos desde la perspectiva proactiva, más que autópsica?
  • ¿Hemos trabajado en forma tranquila y profunda las debilidades y fortalezas organizacionales?

Visitas: 148

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Comunidad ÉTNOR para añadir comentarios!

Participar en Comunidad ÉTNOR

Miembros

© 2020   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio