Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

Queridos/as alumnos/as,

 

He abierto este nuevo foro de discusión para que, una vez leído el resumen sobre la propuesta de democracia monitorizada de John Keane [disponible entre las páginas 40 y 41] cada uno/a de vosotros/as conteste muy brevemente a las siguientes preguntas y, de paso, debata si quiere tanto sobre las respuestas dadas por los/as demás compañeros/as como también sobre la idea de democracia monitorizada y de sociedad civil de John Keane.

 



1. ¿Crees que esta tendencia a la monitorización es inevitable?

2. Señala alguno de los medios más importantes que, según tu opinión, puede hacer servir la sociedad civil para monitorizar tanto al Estado como también, por qué no, a las empresas y los medios de comunicación.

3. [Voluntario] Recuerda que también puedes participar activamente en este foro de discusión planteando otras cuestiones que se te ocurran alrededor de esta propuesta de sociedad civil monitorizada o debatiendo las respuestas de tus compañeros/as.

 

 

 

Visitas: 4941

Respuestas a esta discusión

1. Hoy en día, debido a la globalización, podemos saber de forma instantánea lo que sucede al otro lado del mundo, pues se han eliminado las barreras de la información. Debemos estar agradecidos ante los nuevos avances tecnológicos ya que gracias a ellos se nos ha abierto aún más las puertas hacia un mundo de posibilidades. Nuestros abuelos e incluso nuestros padres se quedan asombrados ante el nuevo medio revolucionario que ha aparecido en esta década: Internet. Gracias a él podemos dejar  nuestras opiniones, obtener una infinidad de información y gozar de una gran facilidad para comunicarnos con personas de diferentes países. Es un medio gratuito que fomenta la pluralidad de visiones, algo indispensable y esencial para cualquier sistema democrático. Gracias a este medio revolucionario las voces de la sociedad civil empiezan a tener importancia y adquirir más poder, elaborando así una democracia “monitorizada”.  Por consiguiente, nos encontramos ante un cambio significativo, en el cual la principal protagonista es la sociedad y los principales debilitados son los partidos políticos.

 

2. Internet es un “monstruo” de la información.  Pero es un monstruo que nos gusta y que muchas personas no saben vivir sin él. Ante tanta voluntad de los ciudadanos por usar este medio, es normal que las empresas estén concienciándose en elaborar otro sistema de comunicación y aprender a sacarle partido. Los medios tradicionales siguen teniendo sus altos índices de audiencias, sin embargo el auge de Internet ha convertido a este medio en el principal medio de comunicación para movilizar a los ciudadanos. Destacan Youtube, Facebook, Tuenti, etc… como las nuevas herramientas para difundir la información y  monitorear elecciones políticas.

 

Ruth

Por lo que respecta a la pregunta uno, SI creo que esta monitorización de la democracia es inevitable. Aunque bien es cierto, que para argumentar mi opinión es necesario realizar algunos matices. Si analizamos la evolución de las sociedades desde hace unas décadas, podemos comprobar como a medida que ha avanzado el tiempo lo ha hecho también el poder de los medios de comunicación. Por lo que, en cierto modo, podemos afirmar que el hecho del desarrollo de ciertas tecnologías ha contribuido de forma notable en, primero, la aparición de dichos medios y segundo, el hecho de que exista el acceso a estos por parte de los individuos. Este acceso tiene consecuencias buenas y malas según el punto de vista. A mi parecer, las buenas residen en el hecho de que cualquier persona pueda acceder por igual a los medios, y dada la gran cantidad de información que se maneja en ellos, informarse sobre aquellas cosas que le interesen. Es decir, en cierto modo, ese acceso permite que el derecho a la información que toda persona tiene se haga realidad. Pero por otra parte, hay que analizar de donde vienen esos medios y sobretodo, de donde vienen esas informaciones que tienen, ya que desgraciadamente, la manipulación de la información según le convenga a las fuentes informadoras está a la orden del día...y al final uno no sabe si fiarse de los medios o no, aunque, paradójicamente, son éstos los que nos ofrecen la información que disponemos... En definitiva, creo que si es inevitable esta monotorización dado el poder que han conseguido tener los medios, pero tengo ciertas reservas acerca de la confianza de muchos de estos medios, los cuales, en mi opinión deberían ser totalmente imparciales para tener un mínimo de credibilidad.

 

Por otro lado, contestando a la pregunta 2. Creo que sobretodo existen dos medios que resultan indispensables para esta monotorización. Son la televisión e internet. Aunque creo que la potencia de éste último es mayor, creo que no debemos olvidr que un importante sector de la sociedad no tiene acceso a él (en términos generales), me refiero a la Tercera Edad. La gran virtud de la televisión es lo directa que puede resultar, ya que el espectador simplemente debe "sentarse frente a ella" y esperar a oir lo que ésta tenga que decirle. Aunque si hablamos en términos generales, creo que hoy por hoy, es Internet el medio que más puede influenciar. En la mayoría de sectores sociales, internet es el que reina actualmente, y por lo tanto, el que más influencias puede tener en las opiniones de los ciudadanos, aunque creo que es algo más imparcial que la televisión, primero por el hecho de que hay más "canales" (webs en este caso) desde donde informarse y segundo, porque cada usuario elige la ruta y por lo tanto, las webs de las cuales informarse. Por otra parte, la rapidez e inmediatez de internet para poder filtrar o expandir noticias es una característica que todavía ningún otro medio ha sabido mejorar, y de momento, parece que la cosa va a seguir siendo así. Aunque matizando, más qeu cualquier medio, creo que es vital la conciencia de cada persona a la hora de acceder a dichos medios e informaciones en intentar que los sitios/medios a los que acuden sean lo más imparciales posibles, o en el caso de no poder cumplir esta premisa, no visitar solo uno, sino varios y con distintos puntos de vista para que de este modo, la opinión que tenga posteriormente puede acercarse lo más posible a la realidad.

1. El desencanto de las ciudadanías con las falsas democracias occidentales que teóricamente les representaban, ha provocado que la monitorización de la que habla Keane tenga una respuesta tan multitudinaria e imparable. La degradación y mercantilización de las democracias desde las últimas dos décadas, con la complicidad de los medios de comunicación de masas y la mano negra de las grandes corporaciones controlando todos los discursos y silenciando posiciones alternativas, había pintado un panorama desolador a las nuevas ideas y reivindicaciones ciudadanas. La democracia monitorizada implica la posibilidad de que la sociedad civil ponga entre las cuerdas a aquellos agentes u organismos que detentan oficialmente el poder, y lo que es mejor, que lo puedan dar a conocer a un público masivo. Más que de información, puede hablarse ya de la sociedad de la comunicación, pero nuestro derecho y oportunidad de comunicar/opinar/criticar/apoyar, etc. como ciudadanos también nos exige una responsabilidad y cierto sentido de la autocrítica. De lo contrario, como plantea Sandra Pérez en su comentario, de ese deseo irrefrenable de manifestarse públicamente surge una intoxicación informativa que se vuelve contra nosotros y contra nuesta sociedad. La democracia monitorizada implica formarnos e informarnos como ciudadanos responsables, cuestionando en todo momento versiones oficiales y analizando cuidadosamente las corrientes de opinión pública. Si nuestra participación es gratuita, la monitorización no tendrá ningún sentido.

 

2. Coincido con mis compañeros en que Internet, hasta el momento, va a canalizar esta participación, por sus propias características como medio (accesibilidad, ínfimo coste, instantaneidad, alcance), y las revueltas árabes lo han evidenciado. Como afirma Paula Coll, nos permite ver más allá de la "punta del iceberg" que nos presenta la televisión, con lo cual se puede dinamitar la espiral del silencio, evidenciando múltiples perspectivas sobre un mismo evento así como otros eventos que desconocíamos. Un claro ejemplo son los nuevos periódicos on line impulsados por periodistas comprometidos y ajenos a la financiación tradicional (Periodismo Humano). Las actitudes políticas pueden ser de este modo permanentemente cuestionadas de manera pública, así como empresas y medios de comunicación, algo que ya es impensable con los medios tradicionales, donde se practica por sistema la censura de determinadas voces.

3. A pesar de que apoyo totalmente esta nueva forma de participación ciudadana, creo que todavía choca con obstáculos que no sé si algún día logrará derribar. Por poner ejemplos muy dispares: el proceso a Julian Assange, el Tram en Castellón, Camps y la Gürtel, Garzón y la Memoria Histórica... casos de abrumador apoyo por parte de la sociedad civil monitorizada donde los poderes oficiales han actuado en conveniencia y han salido indemnes.

 

 

Respondiendo a la pregunta creo que es inevitable. La sociedad va cambiando, se tienen otro tipo de preocupaciones, hay que suplir otras necesidades. Las organizaciones de presión hacen un papel de mediación. Con ellas tienen en cuenta los políticos los cambios que se tienen que ir haciendo para crear bienestar social. Son muchas las personas que se identifican con alguna de ellas, que salgan en los medios conciencia a la sociedad y como ya he dicho crean presión al poder para cambiar.

Como se está viendo en los últimos acontecimientos en oriente, internet tiene una gran influencia en nuestros días, si no por qué algunos países están delimitando, censurando, este medio. Aquí entran las redes sociales como un factor de comunicación muy importante, como han comentado mis compañeros. Todo este tema de las redes sociales tiene su parte negativa, somos personas públicas al estar en la red para muchos sectores. Yo personalmente creo que es un grandísimo avance en la comunicación pero esta mal utilizado por las personas de a pie, en su mayoría, ya que las empresas, políticos, medios de comunicación sacan un gran beneficio de todo esto.

El pueblo es más grande que los políticos por ello se necesita de organizaciones y asociaciones que velen por nuestros intereses, ya que así conseguimos más presión. Ellos piensan en votos así que tienen que tener a más gente a su favor y por ello les harán caso.

Ya lo veis compañeros, el camino hacia la monitorización es irrevocable. Solo el conocimiento de nuestra sociedad como “mediática” ya deja entreveer sujetos que se exponen día a día frente a diferentes terminales de comunicación para escuchar/ver lo que se estila. La agenda política se dicta fuera de las puertas del parlamento, los medios de comunicación son los que se encargan de marcar, de informar a la sociedad de lo que está ocurriendo. Y de la misma forma esta nueva expansión esta permitiendo una retroalimentación por parte de la ciudadanía donde cada uno puede opinar libremente. Ya no hace falta ser ni político ni periodista (quiero decir, ya no solo tienen la palabra aquellos con un cargo “acreditado”) para exponer al resto del mundo tu opinión respecto al curso que está llevando nuestro sistema democrático, internet lo está poniendo cada vez más fácil.

 

De hecho, el ciberespacio es el principal agente de monitorización. Ojo, no estoy descartando los otros medios de comunicación, de hecho se siguen utilizando y han sido piezas fundamentales para este proceso en un tiempo no muy lejano. Pero la web 2.0 tiene algunos factores fundamentfales y claves en la aceleración de la monitorización como la velocidad, un espacio indefinido, la libertad (no censura), una perpetuidad... y como no, el feed-back, la posibilidad de permitir al receptor que opine directamente sobre lo que está viendo, esa concesión de poder. Pero como ya he leído en algunos post, como no, hay que ver el lado negativo de este libertinaje y es la falta de un filtro que diferencie entre veracidad o falsedad. Pero ya no solo eso sino que en ocasiones se llega a un punto en el que puedes encontrarte con ciertos comentarios que atentan contra la dignidad de la persona a la que van dirigidos. El principal espacio en el que suelen darse esas situaciones es en foros o blogs, muy en in desde hace algún tiempo ya que se tratan de zonas donde la relevancia recae en las opiniones de sus usuarios. Es decir, portales donde la monitorización está muy activa. Pero no con ello vengo a decir que sean inmorales, por lo general no es el caso, es más sin irnos más lejos e aquí un ejemplo de un foro donde compartimos opiniones libremente sin denigrar a nadie.

 

Para finalizar, quisiera hacer referencia al aspecto último que trata mi compañera de clase Pilar Ramo. Estoy en total acuerdo con su valoración. Pese a la importancia que esté llegando a adquirir la sociedad civil con el ejercicio de la monitorización, hay ciertos temas donde los oídos de los políticos se vuelven "sordos" y esconden esa cordaliadidad que mostraban con el "pueblo". ¿Realmente escuchan lo que la sociedad reclama? ¿o solo pueden oír cifras numéricas que reflejan un porcentaje de votos o fecha de las próximas elecciones?. Internet es un medio muy poderoso pero cuando esconden la pestaña del firefox y ni una manifestación de miles de personas les hace cambiar de opinión, queda entre interrogantes esa autoridad ciudadana. Ya no hablo de esconder cosas a la ciudadanía, salir impugnes de casos.. sino a la hora de tomar decisiones que afectan a toda la sociedad. ¿Mayoría parlamentaría? ¿concuerda con la mayoría de la opinión pública? los golpes de cazerolas de aquel 2009 no frenaron ninguna guerra (por citar un ejemplo entre la gran mayoría). En fin, siempre nos quedará el poder de decisión en las urnas.


En la sociedad actual parece que los grupos de presión tienen una cierta relevancia en el panorama político y que pueden influenciar en sus decisiones. Pero en la mayoría de casos estos grupos de presión extraparlamentarios tienen una fuerza relativamente baja. Es decir hay un cierto numero de organizaciones que han conseguido notoriedad en el ámbito internacional (véase Greenpeace o Amnistía Internacional) que son capaces de generar un debate mediático sobre ciertas temas.

Otros ideas políticas mas “marginales” tienen menor acceso a generar opinión con lo cual, su influencia es menor. Este es mi punto de reflexión, solo las grandes organizaciones a nivel global que reciben grandes subvenciones tienen una cierta capacidad de influencia, lo que nos lleva a deducir que esta tendencia de monitorización no es tan democrática como creemos, ya que el acceso a la opinión publica esta reducido a un núcleo  “pequeño”.

Esta claro que si, que esta tendencia monitorizadota se esta produciendo día a día como resultado de ciertas demandas de la sociedad civil que el panorama político no es capaz de  asumir.

A nivel nacional o local, la gran mayoría de organizaciones con una cierta influencia política son afines a un ciertos partidos políticos lo cual devalúa la palabra democracia monitorizadota. No hay que olvidar que los mayores generadores de información y su consiguiente transmisión, diarios y prensa, tienen una ideológica muy marcada fácilmente reconocible para cualquier receptor mínimamente interesado en el mundo político.

Por eso han surgido diversas medios alternativos a los habituales, con una importancia destacable del Internet, como generadores de “contrainformación” para intentar crear y formar a la ciudadanía sobre ciertos aspectos que en un parlamento no tienen sitio.

Paginas webs de información como lahaine.org, nodo50.org, indymedia.org, rebelion.org… se han  convertido en un ejemplo de la necesidad de organizarse  por parte de la ciudadanía para poder participar mas activamente en esta democracia representativa.

Como estos sitios webs citados anteriormente, los nuevos medios pueden ayudar también a monitorizar las empresas. Campañas para exigir ciertas demandas hacia una empresa o medio de comunicación es habitual en la sociedad actual.

Mi pregunta final es: aunque pueden llegar a tener una cierta influencia estos grupos de presión, ¿los gobernantes de nuestras democracias tienen carta blanca  de actuación en la mayoría de casos? (Ejemplo, caso Gürtel en Valencia y el aumento de apoyo electoral al PP Valenciano para las próximas municipales. ¿Los grupos de presión han hecho su trabajo? ¿los gobernantes han sabido neutralizar estos grupos?...

1.     Yo creo que si que lo es, como muchos de mis compañeros han afirmado, ya que hoy en día estamos totalmente comunicados a través de los medios y la información nos llega a prácticamente toda la sociedad civil. Aunque está claro que, cada medio de comunicación al igual que nos brinda la posibilidad de tener acceso a todo tipo de acontecimientos, información, etc., nos la brindan de forma poco objetiva, pues la manipulación sí que es inevitable respecto a los medios de comunicación como es la televisión, la prensa o la radio.

2.     Pero, aquí contestando a la segunda pregunta, pienso que Internet (como ya se ha dicho con anterioridad) es el medio por excelencia para que la sociedad civil monitorice tanto al Estado, como a las empresas y los medios de comunicación, pues es un medio más libre, donde todo el mundo tiene voz y voto sin censuras ni tapujos.

1. Comparto la misma opinión que mis compañeros al afirmar que la tendencia a la monitorización es inevitable. Y de ser al contrario, pienso que tampoco intentaríamos evitarlo. Como ya se ha mencionado en algunos comentarios, nuestra sociedad ahora ya ha cogido unos hábitos, unas costumbres, y ha costado mucho llegar hasta aqui para volver al punto de partida. Evidentemente existen muchos puntos positivos, como una participación activa de la sociedad entre otros, y también muchos puntos negativos, como la manipulación de los políticos y de los medios para poder conseguir los objetivos deseados. Pero tenemos libertad para poder buscar siempre más información y así poder elegir que creer y que no creer.

2. Al igual que el resto de mis compañeros pienso que Internet es el medio más eficaz. A través de este medio las organizaciones pueden hacerse escuchar a nivel mundial. A través de este medio cualquier persona puede hacerse escuchar a nivel mundial. Al igual que Alberto también opino que medios como la televisión o la radio en muchas ocasiones no se arriesgan a dar "noticias demasiado revolucionarias". Un ejemplo de ello es que en Egipo, durante las manifestaciones, mientras algunas cadenas si estaban relatando lo que estaba sucediendo, la televisión pública mostraba imagenes estáticas de unos edificios. Poco después el ministro de Información de Egipo prohibió la televisión Al Jazeera,que estaba cubriendo ampliamente las manifestaciones contra el régimen.

3. En cuanto al comentario que ha escrito Víctor, me gustaría añadir una cosa. Nuestro compañero afirma que existe más información pero que no es objetiva, y además añade el caso de su amigo. En este caso tú te has creado tu propia opinión. Te has informado y sabes que los pilotos cobran lo mismo que Cristiano Ronaldo o que Messi, cuando a lo mejor la mayoría de los medios solo hablan sobre los millones que se pagan a los futbolistas. Sin tanta información que existe a lo mejor no lo sabrías, y por lo tanto no hubieras podido tener esta reflexión. A esto me refería en el punto 1 cuando hablo de que tenemos libertad para profundizar en ciertos temas, y la libertad de elegir que creer y que no.

1. Opino que la tendencia de monitorización es absolutamente inevitable. A esto he de añadirle una reflexión que me hago al pensar en ello: ¿a caso todo lo contrario no iría en contra de la democracia en su significado más puro? Efectivamente, el hecho de que la sociedad civil haya comenzado a despertar -aunque Keane señala 1945, yo más bien apuntaría un 1975 para España-, en realidad es fruto de esa misma democracia -teóricamente representativa-, que hoy examinemos al detalle las acciones políticas. No obstante, también considero que esa monitorización de la sociedad civil todavía es un germen de lo que llegará a ser: en todos los sentidos. Y ya lo dice Keane: todavía se está gestando. De hecho, uno de los mayores testimonios de su inmadurez (seguimos hablando de la monitorización) es esa infinita cantidad de voces que se antojan dispares y desentonadas en la red: millones de personas hablando y opinando, porque es gratis, pero ningún consenso, ninguna hegemonía -como diría Gramsci- que pueda hacer de la monitorización una herramienta realmente útil para la sociedad civil. Quizás mi opinión es demasiado radical; yo más bien la llamaría crítica.

 

2. Alguno de mis compañeros ha mencionado a Greenpeace. Yo considero que este es uno de los mayores hipnotizadores de la opinión pública: anulan la capacidad crítica y una vez más guían a la sociedad divil como si habláramos de un pasto. Greenpeace necesitaría que la sociedad civil dejara de pensar en ellos como parte de ésta, y debería ser profusamente examinado. El medio más importante, como dice la tesis y ya han señalado mis compañeros, es sin duda Internet. Pero no sólo Internet, sino la misma televisión con sus propias herramientas que consiguen suscitar el síndrome de la sospecha constante.

 

3. Mi pregunta es: sabiendo que la sociedad civil monitoriza al Estado, ¿lo hacen libremente? ¿el punto de partida de esa monitorización está libre de pecado, o sólo forma parte del juego de los grandes medios para crear un ambiente morboso?

Considero que esta democracia monitorizada -frente a la anterior representativa- le viene bien al gigante de Internet.

Por supuesto que la tendencia de la que habla Keane es inevitable. Estamos ante la era informacional, donde los medios de comunicación tienen el poder. Tanto el Gobierno como distintas organizaciones (lucrativas y no lucrativas) se valen de los medios y están a su servicio. Como bien han dicho ya muchos de mis compañeros, Internet es sin duda el medio que más ha evolucionado en los últimos años, convirtiéndose prácticamente en una herramienta indispensable para el día a día de los humanos.

Nos hemos acostumrado a entrar en Internet y tener respuestas a todo. Es un medio fácil y rápido. La sociedad en la que vivimos se carcateriza por que quiere las cosas sencillas, para no tener que hacer mucho esfuerzo en pensar, quieren cosas fáciles y rápidas, y como se ve, Internet cumple muchos de estos requisitos.

Pero claro, no sólo Internet y los demás medios monitorizan a la sociedad civil, creo que existen otros muchos grupos de presión como pueden ser organizaciones del tipo : ONG's , Greenpeace...que "dan caña" a los Gobiernos y a lo sociedad en general para que no se cometan ciertas atrocidades, y si éstas ya han ocurrido, recurren a los medios para que se sepan.

En resumen: la sociedad en la que vivimos está  muy monitorizada por los medios en general, pero el más impactante es Inernet. Una herramienta que ha hecho que prácticamente no podamos vivir sin ella.

Desde el punto de vista social o incluso ético la monitorización es un fenómeno que nos hace hace tener una visión muy optimista del futuro y del papel de la sociedad civil en la política y otros ámbitos de importancia. Es más que evidente, observando la sucesión de revoluciones sociales que han acontecido en los países árabes en poco más de dos meses, que la tendencia a la monitorización es casi inevitable. Los líderes políticos de estos países han perdido el protagonismo a favor de la sociedad civil,  tal y como ilustra el autor del texto que debe ocurrir cuando se da la democracia monitorizada. El punto de partida de estas revoluciones han sido los medios de comunicación, y más concretamente Internet, ya que los manifestantes se ponían de acuerdo para acudir a las protestas a través de las redes sociales, concretamente a través de Facebook.

Quizás el autor del texto no se refiera a hechos como este cuando hace referencia a la democracia monitorizada, pero el trasfondo de estas revoluciones si que está ligado a la democracia monitorizada.

Desde un punto de vista muy personal creo que la democracia monitorizada tal y como la describe el autor del texto, al que calificaría de idealista, es difícil de conseguir, aunque no imposible.

Lo que si que es cierto es que hay un atisbo de una mayor implicación de la sociedad civil en el desarrollo de los acontecimientos, y por tanto también un mayor poder de decisión de esta que se está haciendo ver en esta "Revolución Árabe" que nos tiene a todos expectantes.

 En referencia a los medios de comunicación que puede usar la sociedad civil para monitorizar el poder, el más importante es sin duda Internet.

Internet es un medio que no está bajo el control o la supervisión de nadie. Detrás de la mayoría de los medios de comunicación hay unos intereses económicos, al fin y al cabo son empresas, y como tal han de velar por sus intereses económicos. En cambio detrás de Internet, estamos todos. Todos podemos crear un blog o un foro en el que expresarnos libremente, sin censura, en el que nosotros, como individuos , y como parte por tanto de la sociedad civil, tenemos en papel central que nos permite hacernos oír por aquellos, que hasta hace poco guardaban con recelo solo para ellos, este papel.

 

En respuesta a la pregunta que ha formulado nuestro compañero Sergio, he de decir que si creo que Internet sea un medio usado por los políticos para sondear a la población, aunque creo que con el mismo objeto también utilizan la TV. También pienso que las respuestas que obtienen no se corresponden con la opinión o conocimiento real de la población acerca de los temas de actualidad, por tanto no creo que sea adecuado que se basen solo en estos métodos o que los tomen como completamente fiables para saber que hay en el imaginario colectivo de la sociedad y sondearla para averiguar las hipotéticas reacciones que tendrían frente, por ejemplo si se instaurase alguna ley.

 

 

1. En efecto pienso que esta tendencia a la monitorización es inevitable, ya que con esto de que la tecnología avance a pasos agigantados, hace que la gente se interese cada vez más por estos medios y haga uso casi único de ellos.

 

2. Está claro bajo mi punto de vista que el medio más importante es Internet. Porque a través de este medio y mediante foros, blogs, sites, etc. en el que la sociedad puede expresar e intercambiar todo tipo de opiniones, se puede llegar a dar mala reputación e incluso a hundir tanto a empresas y medios como al Estado.

RSS

Miembros

© 2021   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio