Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

No hay trabajo para todos. Al menos esa esa parece la conclusión más obvia después de los últimos años, con más de 4.5 millones de personas sin trabajo en España, un número que, por desgracia, no parece que vaya a descender de manera sustancial en lo próximos meses.

 

Sin embargo, más allá del sustento económico básico necesario, el trabajo es un derecho reconocido en la constitución que dignifica y socializa a los seres humanos, que nos permite ser ciudadanos en nuestra faceta de trabajadores activos, parte del mercado laboral, "productivos" desde el ámbito laboral. La realidad es que, más allá de las ayudas sociales existentes en España y en otros países de la UE, la gente quiere trabajar, quiere como decimos coloquialmente, "sacarse las castañas del fuego", llevar las riendas de su vida.

 

¿Es posible ofrecer un trabajo para todos con el actual sistema laboral? ¿Se están estudiando en serio otras alternativas? ¿Estamos preparados para una reforma de los tiempos y modos del trabajo? Jornadas partidas, semanas laborales de 4 días, "trabajar menos para trabajar todos", es la apuesta de varios teóricos, como Guy Aznar, planteada hace más de 15 años. Somos ahora más productivos que nunca...pero ¿tenemos más tiempo que antes?¿disfrutamos más del ocio? ¿existen otros espacios más alá de la dualidad trabajo/ocio?

 

Ignacio García-Perrote, Socio Director de Uría-Menéndez, analizará este tema en la 5ª sesión del XX Seminario ÉTNOR de Ética Económica y Empresarial, el próximo 24 de febrero en Fundación Bancaja. Vuestras reflexiones son fundamentales en este asunto. Podemos hacerle llegar vuestras cuestiones si no podéis asistir.

 

Visitas: 267

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Excelente tema Carmen. Para participar en el debate, me remito a lo que el año pasado publiqué en mi blog sobre el concepto de "ciudadano empresario": 

http://eticaempresarialapuntes.blogspot.com/2010/11/el-asunto-de-la...

http://eticaempresarialapuntes.blogspot.com/2010/12/educacion-para-...

Mi posición aquí es la de dejar de confiar tanto en el peso del Estado para la creación de empleo, y centrarnos en la formación de ciudadanos con iniciativa propia, capaces de "abrir mercado responsable", generando así tremendas capacidades para el desarrollo humano.

Saludos. 

La desacertada falta de previsión por parte de todos los agentes sociales ante la deslocalización empresarial conduce inexorablemente a la situación actual,

 

Realmente no se puede ser muy optimista sobre la recolocación de personas que han dedicado su vida a trabajar en fábricas y cadenas de montaje. Si bien ante la población de entre 18 y 35 años si aun puede potenciarse el apoyo a iniciativas de trabajo cooperativo o autónomo, pero para los que hemos trabajado de autónomos, sabemos que el marco actual invita a no estar perpetuamente ahogado,

 

una reforma del estatuto del autónomo y apoyos fiscales puede ser una alternativa,

Estimado Jose:

La verdad es que la cuestión que planteas en tu artículo sobre el exceso de intervención del Estado en las cuestiones empresariales me plantea algunas dudas. Los acontecimientos de la actual crisis han dejado patente que "el" mercado en general, y las empresas en particular, necesitan de cierto "orden", y la intervención estatal es más que necesaria. En cuanto a los límites, habría que estudiarlos detenidamente. Sin embargo sí estoy de acuerdo como dices en que "debemos dejar de confiar tanto en el peso del Estado para la creación de empleo". Es más, al menos en España están demostrando que no tienen tanto poder como el que pareciera o el que se quisiera, en un momento donde el paro laboral está haciendo grandes estragos.  Es necesaria la innovación en materia de empleo, y reformas del mercado laboral, más allá de las debatidas en la actualidad.

Como dice Juanjo, si algo ha quedado patente ha sido la falta de previsión antes esta situación, cuando no es la primera vez que ocurre, ni hace tantos años en los que las cifras del paro estaban por números muy similares. ¿Por qué no hay alternativas al modelo productivo? ¿Por qué no se han propuesto verdaderas reformas laborales? ¿Por qué tantas reticencias a incorporar nuevas formas de reparto del trabajo? Sin tener miedo a hablar de reparto no como si de un único pastel se tratara y fuéramos más para las misma tarta, sino con una idea más creativa de reorganización de los tiempos existentes.



Jose Carballido dijo:

Excelente tema Carmen. Para participar en el debate, me remito a lo que el año pasado publiqué en mi blog sobre el concepto de "ciudadano empresario": 

http://eticaempresarialapuntes.blogspot.com/2010/11/el-asunto-de-la...

http://eticaempresarialapuntes.blogspot.com/2010/12/educacion-para-...

Mi posición aquí es la de dejar de confiar tanto en el peso del Estado para la creación de empleo, y centrarnos en la formación de ciudadanos con iniciativa propia, capaces de "abrir mercado responsable", generando así tremendas capacidades para el desarrollo humano.

Saludos. 


Hola Juanjo:

Como bien dices somos esclavos de un sistema perverso en el que muchas personas han desempeñado el mismo trabajo durante toda su vida y a los que se ofrecen pocas alternativas de recolocación. La verdad que es un tema complejo, y por desgracia no parece que se estén ofreciendo alternativas muy viables, no crees? Las subvenciones solo alargan la agonía. Por eso insisto en que la situación actual debe convertirse en un revulsivo que nos empuje a la creatividad y la innovación en este sentido. Tenemos en nuestras manos la posbilidad de reorganizar los tiempos del trabajo, disponiendo de más horas libres para la formación, la contribución a la sociedad, el tiempo de ocio, la afectividad, el voluntariado. Vidas más plenas y personas más adaptable al cambio, menos estandarizadas.

En fin, que es necesario un cambio de mentalidad profunda, y si no se hizo en la anterior crisis de los años 90 en España, nada indica que se vaya a hacer ahora. Pero seguiremos reflexionando al respecto.
Juanjo Martí Noguera dijo:

La desacertada falta de previsión por parte de todos los agentes sociales ante la deslocalización empresarial conduce inexorablemente a la situación actual,

 

Realmente no se puede ser muy optimista sobre la recolocación de personas que han dedicado su vida a trabajar en fábricas y cadenas de montaje. Si bien ante la población de entre 18 y 35 años si aun puede potenciarse el apoyo a iniciativas de trabajo cooperativo o autónomo, pero para los que hemos trabajado de autónomos, sabemos que el marco actual invita a no estar perpetuamente ahogado,

 

una reforma del estatuto del autónomo y apoyos fiscales puede ser una alternativa,

Hay un punto sobre el que creo que sigue uno de los errores para el cambio, y es en las Universidades,

 

Dado que la mayoría de docentes desconocen los mecanismos del mercado laboral, y los cuadros directivos (rectorados) tampoco suelen tener experiencia en el mercado laboral, no se aportan herramientas que conduzcan a adquirir una visión sobre cómo la formación puede encajar en el desarrollo y proyección laboral de estudiantes.

 

Afortunadamente las reformas emprendidas por la UE en materia de educación superiore deben conducir a reorganizar el rol del sistema educación en formar desde un punto de vista profesional, formar por formar sin plantearse desde el primer curso qué se quiere y dónde se encuentra, conduce a un atolladero de falsas expectativas y poca habituación a desenvolverse,

 

El principal problema en cuanto a la recolocación también reside en unos sistemas autonómicos de empleo que en demasiados casos, y hablo tras haber trabajado coordinando programas de reinserción, no están a la altura de las circunstancias. Sobre las formaciones, en demasiados casos a costa de fondos europeos, no se ha seguido una política adecuada y los sindicatos fallaron en el proceso de generar nuevos perfiles.

 

Pero, y asumiendo que el positivismo es indispensable, una generación interconectada y con espacios como este para interactuar, puede fortalecer el diálogo y la toma de conciencia para adoptar el cambio de actitud necesario y enfocar el desarrollo en sectores diversos, pues no olvidemos que al vivir en un país rico en muchos aspectos, el avanzar es cuestión de asumirse como respuesta y no esperar "a que alguien haga algo" dado que ya no habrá tantas políticas electoralistas para granjearse votantes a cambio de prestaciones que generan en ciudades como Barcelona cinturones de familias enganchadas a servicios sociales.

 

 

 

 

Carmen Martí dijo:


Hola Juanjo:

Como bien dices somos esclavos de un sistema perverso en el que muchas personas han desempeñado el mismo trabajo durante toda su vida y a los que se ofrecen pocas alternativas de recolocación. La verdad que es un tema complejo, y por desgracia no parece que se estén ofreciendo alternativas muy viables, no crees? Las subvenciones solo alargan la agonía. Por eso insisto en que la situación actual debe convertirse en un revulsivo que nos empuje a la creatividad y la innovación en este sentido. Tenemos en nuestras manos la posbilidad de reorganizar los tiempos del trabajo, disponiendo de más horas libres para la formación, la contribución a la sociedad, el tiempo de ocio, la afectividad, el voluntariado. Vidas más plenas y personas más adaptable al cambio, menos estandarizadas.

En fin, que es necesario un cambio de mentalidad profunda, y si no se hizo en la anterior crisis de los años 90 en España, nada indica que se vaya a hacer ahora. Pero seguiremos reflexionando al respecto.
Juanjo Martí Noguera dijo:

La desacertada falta de previsión por parte de todos los agentes sociales ante la deslocalización empresarial conduce inexorablemente a la situación actual,

 

Realmente no se puede ser muy optimista sobre la recolocación de personas que han dedicado su vida a trabajar en fábricas y cadenas de montaje. Si bien ante la población de entre 18 y 35 años si aun puede potenciarse el apoyo a iniciativas de trabajo cooperativo o autónomo, pero para los que hemos trabajado de autónomos, sabemos que el marco actual invita a no estar perpetuamente ahogado,

 

una reforma del estatuto del autónomo y apoyos fiscales puede ser una alternativa,

 

Hola Juanjo!

Lo primero muchas gracias a todos por vuestras interesantes reflexiones! No puedo estar más de acuerdo contigo de que no podemos seguir esperando a que "alguien" haga algo al respecto, y al menos estos foros nos permiten compartir ideas, reflexiones, lecturas. Tenemos muchos profesores entre los miembros de la Comunidad, algún político, gente de sindicatos, y empresarios de todo tipo. ¡No es un mal comienzo para empezar a construir alguna nueva idea, no?!

Sin lugar a dudas la Universidad juega un papel fundamental en el medio y largo plazo. Si no hay un cambio de conciencia en la educación de los futuros profesionales y empresarios difícilmente podrá darse en el mercado laboral. Me da la impresión, no sé si lo compartes, que las cosas van tan rápido que cuando una persona se licencia prácticamente la mayoría de lo que había estudiado en la carrera...ya no sirve para mucho! Esto no sería un problema si nos enseñaran también habilidades para el cambio, a ser creativos, innovadores, a no parar nunca de seguir aprendiendo. Existen muchas profesiones en las que esa constante revisión es intrínseca a la profesión. Nadie se imagina un médico que acabe la carrera y deje de seguir formándose, y no se habitué a los rápidos cambios en la medicina. Sin embargo, algo falla en el sistema educativo cuando la mayoría de los jóvenes aspiran a ser funcionarios. Y no por una vocación de servicio público, sino por el “horror” al cambio, a la incertidumbre laboral.

Son necesarias reformas serias en la manera de concebir el trabajo desde las distintas esferas, pero ¿por dónde empezamos? La verdad es que sería una buena idea utilizar este foro para comparti experiencias positivas en este sentido, alternativas puestas en práctica, bien sea en formación, en empresa, modelos territoriales. De la conferencia de Tortosa sobre decrecimiento salimos un poco descorazonados, porque los ejemplos de éxito decía el ponente, son muy pocos. Necesitamos modelos exitosos en la práctica como referente para el cambio. Sé que en Francia están más avanzados en este sentido.



Juanjo Martí Noguera dijo:

Hay un punto sobre el que creo que sigue uno de los errores para el cambio, y es en las Universidades,

 

Dado que la mayoría de docentes desconocen los mecanismos del mercado laboral, y los cuadros directivos (rectorados) tampoco suelen tener experiencia en el mercado laboral, no se aportan herramientas que conduzcan a adquirir una visión sobre cómo la formación puede encajar en el desarrollo y proyección laboral de estudiantes.

 

Afortunadamente las reformas emprendidas por la UE en materia de educación superiore deben conducir a reorganizar el rol del sistema educación en formar desde un punto de vista profesional, formar por formar sin plantearse desde el primer curso qué se quiere y dónde se encuentra, conduce a un atolladero de falsas expectativas y poca habituación a desenvolverse,

 

El principal problema en cuanto a la recolocación también reside en unos sistemas autonómicos de empleo que en demasiados casos, y hablo tras haber trabajado coordinando programas de reinserción, no están a la altura de las circunstancias. Sobre las formaciones, en demasiados casos a costa de fondos europeos, no se ha seguido una política adecuada y los sindicatos fallaron en el proceso de generar nuevos perfiles.

 

Pero, y asumiendo que el positivismo es indispensable, una generación interconectada y con espacios como este para interactuar, puede fortalecer el diálogo y la toma de conciencia para adoptar el cambio de actitud necesario y enfocar el desarrollo en sectores diversos, pues no olvidemos que al vivir en un país rico en muchos aspectos, el avanzar es cuestión de asumirse como respuesta y no esperar "a que alguien haga algo" dado que ya no habrá tantas políticas electoralistas para granjearse votantes a cambio de prestaciones que generan en ciudades como Barcelona cinturones de familias enganchadas a servicios sociales.

 

 

 

 

Carmen Martí dijo:


Hola Juanjo:

Como bien dices somos esclavos de un sistema perverso en el que muchas personas han desempeñado el mismo trabajo durante toda su vida y a los que se ofrecen pocas alternativas de recolocación. La verdad que es un tema complejo, y por desgracia no parece que se estén ofreciendo alternativas muy viables, no crees? Las subvenciones solo alargan la agonía. Por eso insisto en que la situación actual debe convertirse en un revulsivo que nos empuje a la creatividad y la innovación en este sentido. Tenemos en nuestras manos la posbilidad de reorganizar los tiempos del trabajo, disponiendo de más horas libres para la formación, la contribución a la sociedad, el tiempo de ocio, la afectividad, el voluntariado. Vidas más plenas y personas más adaptable al cambio, menos estandarizadas.

En fin, que es necesario un cambio de mentalidad profunda, y si no se hizo en la anterior crisis de los años 90 en España, nada indica que se vaya a hacer ahora. Pero seguiremos reflexionando al respecto.
Juanjo Martí Noguera dijo:

La desacertada falta de previsión por parte de todos los agentes sociales ante la deslocalización empresarial conduce inexorablemente a la situación actual,

 

Realmente no se puede ser muy optimista sobre la recolocación de personas que han dedicado su vida a trabajar en fábricas y cadenas de montaje. Si bien ante la población de entre 18 y 35 años si aun puede potenciarse el apoyo a iniciativas de trabajo cooperativo o autónomo, pero para los que hemos trabajado de autónomos, sabemos que el marco actual invita a no estar perpetuamente ahogado,

 

una reforma del estatuto del autónomo y apoyos fiscales puede ser una alternativa,

Por experiencias en Colombia creo muy interesante esta visión que ofrece este vídeo:

 

http://vimeo.com/18737662

 

 


Carmen Martí dijo:

 

Hola Juanjo!

Lo primero muchas gracias a todos por vuestras interesantes reflexiones! No puedo estar más de acuerdo contigo de que no podemos seguir esperando a que "alguien" haga algo al respecto, y al menos estos foros nos permiten compartir ideas, reflexiones, lecturas. Tenemos muchos profesores entre los miembros de la Comunidad, algún político, gente de sindicatos, y empresarios de todo tipo. ¡No es un mal comienzo para empezar a construir alguna nueva idea, no?!

Sin lugar a dudas la Universidad juega un papel fundamental en el medio y largo plazo. Si no hay un cambio de conciencia en la educación de los futuros profesionales y empresarios difícilmente podrá darse en el mercado laboral. Me da la impresión, no sé si lo compartes, que las cosas van tan rápido que cuando una persona se licencia prácticamente la mayoría de lo que había estudiado en la carrera...ya no sirve para mucho! Esto no sería un problema si nos enseñaran también habilidades para el cambio, a ser creativos, innovadores, a no parar nunca de seguir aprendiendo. Existen muchas profesiones en las que esa constante revisión es intrínseca a la profesión. Nadie se imagina un médico que acabe la carrera y deje de seguir formándose, y no se habitué a los rápidos cambios en la medicina. Sin embargo, algo falla en el sistema educativo cuando la mayoría de los jóvenes aspiran a ser funcionarios. Y no por una vocación de servicio público, sino por el “horror” al cambio, a la incertidumbre laboral.

Son necesarias reformas serias en la manera de concebir el trabajo desde las distintas esferas, pero ¿por dónde empezamos? La verdad es que sería una buena idea utilizar este foro para comparti experiencias positivas en este sentido, alternativas puestas en práctica, bien sea en formación, en empresa, modelos territoriales. De la conferencia de Tortosa sobre decrecimiento salimos un poco descorazonados, porque los ejemplos de éxito decía el ponente, son muy pocos. Necesitamos modelos exitosos en la práctica como referente para el cambio. Sé que en Francia están más avanzados en este sentido.



Juanjo Martí Noguera dijo:

Hay un punto sobre el que creo que sigue uno de los errores para el cambio, y es en las Universidades,

 

Dado que la mayoría de docentes desconocen los mecanismos del mercado laboral, y los cuadros directivos (rectorados) tampoco suelen tener experiencia en el mercado laboral, no se aportan herramientas que conduzcan a adquirir una visión sobre cómo la formación puede encajar en el desarrollo y proyección laboral de estudiantes.

 

Afortunadamente las reformas emprendidas por la UE en materia de educación superiore deben conducir a reorganizar el rol del sistema educación en formar desde un punto de vista profesional, formar por formar sin plantearse desde el primer curso qué se quiere y dónde se encuentra, conduce a un atolladero de falsas expectativas y poca habituación a desenvolverse,

 

El principal problema en cuanto a la recolocación también reside en unos sistemas autonómicos de empleo que en demasiados casos, y hablo tras haber trabajado coordinando programas de reinserción, no están a la altura de las circunstancias. Sobre las formaciones, en demasiados casos a costa de fondos europeos, no se ha seguido una política adecuada y los sindicatos fallaron en el proceso de generar nuevos perfiles.

 

Pero, y asumiendo que el positivismo es indispensable, una generación interconectada y con espacios como este para interactuar, puede fortalecer el diálogo y la toma de conciencia para adoptar el cambio de actitud necesario y enfocar el desarrollo en sectores diversos, pues no olvidemos que al vivir en un país rico en muchos aspectos, el avanzar es cuestión de asumirse como respuesta y no esperar "a que alguien haga algo" dado que ya no habrá tantas políticas electoralistas para granjearse votantes a cambio de prestaciones que generan en ciudades como Barcelona cinturones de familias enganchadas a servicios sociales.

 

 

 

 

Carmen Martí dijo:


Hola Juanjo:

Como bien dices somos esclavos de un sistema perverso en el que muchas personas han desempeñado el mismo trabajo durante toda su vida y a los que se ofrecen pocas alternativas de recolocación. La verdad que es un tema complejo, y por desgracia no parece que se estén ofreciendo alternativas muy viables, no crees? Las subvenciones solo alargan la agonía. Por eso insisto en que la situación actual debe convertirse en un revulsivo que nos empuje a la creatividad y la innovación en este sentido. Tenemos en nuestras manos la posbilidad de reorganizar los tiempos del trabajo, disponiendo de más horas libres para la formación, la contribución a la sociedad, el tiempo de ocio, la afectividad, el voluntariado. Vidas más plenas y personas más adaptable al cambio, menos estandarizadas.

En fin, que es necesario un cambio de mentalidad profunda, y si no se hizo en la anterior crisis de los años 90 en España, nada indica que se vaya a hacer ahora. Pero seguiremos reflexionando al respecto.
Juanjo Martí Noguera dijo:

La desacertada falta de previsión por parte de todos los agentes sociales ante la deslocalización empresarial conduce inexorablemente a la situación actual,

 

Realmente no se puede ser muy optimista sobre la recolocación de personas que han dedicado su vida a trabajar en fábricas y cadenas de montaje. Si bien ante la población de entre 18 y 35 años si aun puede potenciarse el apoyo a iniciativas de trabajo cooperativo o autónomo, pero para los que hemos trabajado de autónomos, sabemos que el marco actual invita a no estar perpetuamente ahogado,

 

una reforma del estatuto del autónomo y apoyos fiscales puede ser una alternativa,

Gracias Juanjo. Muy interesante el vídeo. Sin duda la actitud es fundamental. No es el único caso el de Japón, que sin tener ninguna riqueza en especial: ni oro, ni petróleo, ni nada de nada, es una de las mayores potencia del mundo.


Me quedo con la frase, "sufrimos de pobreza mental. Nos creemos pobres". Y como dice también el protagonista del vídeo, la caridad agrava este "sentirse pobres". Guy Aznar, sociólogo francés, da una visión muy interesante sobre el "salario mínimo" como una trampa que fomenta la pobreza, y por contra defiende "el derecho al trabajo" por encima de todo, como derecho básico para ser ciudadanos, pues el trabajo dignifica, "te pone en la onda", afirma.

Saludos,



Juanjo Martí Noguera dijo:Por experiencias en Colombia creo muy interesante esta visión que ofrece este vídeo:

 

http://vimeo.com/18737662

 

 


Carmen Martí dijo:

 

Hola Juanjo!

Lo primero muchas gracias a todos por vuestras interesantes reflexiones! No puedo estar más de acuerdo contigo de que no podemos seguir esperando a que "alguien" haga algo al respecto, y al menos estos foros nos permiten compartir ideas, reflexiones, lecturas. Tenemos muchos profesores entre los miembros de la Comunidad, algún político, gente de sindicatos, y empresarios de todo tipo. ¡No es un mal comienzo para empezar a construir alguna nueva idea, no?!

Sin lugar a dudas la Universidad juega un papel fundamental en el medio y largo plazo. Si no hay un cambio de conciencia en la educación de los futuros profesionales y empresarios difícilmente podrá darse en el mercado laboral. Me da la impresión, no sé si lo compartes, que las cosas van tan rápido que cuando una persona se licencia prácticamente la mayoría de lo que había estudiado en la carrera...ya no sirve para mucho! Esto no sería un problema si nos enseñaran también habilidades para el cambio, a ser creativos, innovadores, a no parar nunca de seguir aprendiendo. Existen muchas profesiones en las que esa constante revisión es intrínseca a la profesión. Nadie se imagina un médico que acabe la carrera y deje de seguir formándose, y no se habitué a los rápidos cambios en la medicina. Sin embargo, algo falla en el sistema educativo cuando la mayoría de los jóvenes aspiran a ser funcionarios. Y no por una vocación de servicio público, sino por el “horror” al cambio, a la incertidumbre laboral.

Son necesarias reformas serias en la manera de concebir el trabajo desde las distintas esferas, pero ¿por dónde empezamos? La verdad es que sería una buena idea utilizar este foro para comparti experiencias positivas en este sentido, alternativas puestas en práctica, bien sea en formación, en empresa, modelos territoriales. De la conferencia de Tortosa sobre decrecimiento salimos un poco descorazonados, porque los ejemplos de éxito decía el ponente, son muy pocos. Necesitamos modelos exitosos en la práctica como referente para el cambio. Sé que en Francia están más avanzados en este sentido.



Juanjo Martí Noguera dijo:

Hay un punto sobre el que creo que sigue uno de los errores para el cambio, y es en las Universidades,

 

Dado que la mayoría de docentes desconocen los mecanismos del mercado laboral, y los cuadros directivos (rectorados) tampoco suelen tener experiencia en el mercado laboral, no se aportan herramientas que conduzcan a adquirir una visión sobre cómo la formación puede encajar en el desarrollo y proyección laboral de estudiantes.

 

Afortunadamente las reformas emprendidas por la UE en materia de educación superiore deben conducir a reorganizar el rol del sistema educación en formar desde un punto de vista profesional, formar por formar sin plantearse desde el primer curso qué se quiere y dónde se encuentra, conduce a un atolladero de falsas expectativas y poca habituación a desenvolverse,

 

El principal problema en cuanto a la recolocación también reside en unos sistemas autonómicos de empleo que en demasiados casos, y hablo tras haber trabajado coordinando programas de reinserción, no están a la altura de las circunstancias. Sobre las formaciones, en demasiados casos a costa de fondos europeos, no se ha seguido una política adecuada y los sindicatos fallaron en el proceso de generar nuevos perfiles.

 

Pero, y asumiendo que el positivismo es indispensable, una generación interconectada y con espacios como este para interactuar, puede fortalecer el diálogo y la toma de conciencia para adoptar el cambio de actitud necesario y enfocar el desarrollo en sectores diversos, pues no olvidemos que al vivir en un país rico en muchos aspectos, el avanzar es cuestión de asumirse como respuesta y no esperar "a que alguien haga algo" dado que ya no habrá tantas políticas electoralistas para granjearse votantes a cambio de prestaciones que generan en ciudades como Barcelona cinturones de familias enganchadas a servicios sociales.

 

 

 

 

Carmen Martí dijo:


Hola Juanjo:

Como bien dices somos esclavos de un sistema perverso en el que muchas personas han desempeñado el mismo trabajo durante toda su vida y a los que se ofrecen pocas alternativas de recolocación. La verdad que es un tema complejo, y por desgracia no parece que se estén ofreciendo alternativas muy viables, no crees? Las subvenciones solo alargan la agonía. Por eso insisto en que la situación actual debe convertirse en un revulsivo que nos empuje a la creatividad y la innovación en este sentido. Tenemos en nuestras manos la posbilidad de reorganizar los tiempos del trabajo, disponiendo de más horas libres para la formación, la contribución a la sociedad, el tiempo de ocio, la afectividad, el voluntariado. Vidas más plenas y personas más adaptable al cambio, menos estandarizadas.

En fin, que es necesario un cambio de mentalidad profunda, y si no se hizo en la anterior crisis de los años 90 en España, nada indica que se vaya a hacer ahora. Pero seguiremos reflexionando al respecto.
Juanjo Martí Noguera dijo:

La desacertada falta de previsión por parte de todos los agentes sociales ante la deslocalización empresarial conduce inexorablemente a la situación actual,

 

Realmente no se puede ser muy optimista sobre la recolocación de personas que han dedicado su vida a trabajar en fábricas y cadenas de montaje. Si bien ante la población de entre 18 y 35 años si aun puede potenciarse el apoyo a iniciativas de trabajo cooperativo o autónomo, pero para los que hemos trabajado de autónomos, sabemos que el marco actual invita a no estar perpetuamente ahogado,

 

una reforma del estatuto del autónomo y apoyos fiscales puede ser una alternativa,

Hola Pau!

Desde luego que controlar el trabajo sumergido es fundamental para mejorar en el mercado laboral, pero también hay muchas personas que lo están pasando francamente mal y si no fuera por estos "trabajillos" difícilmente subsistirían. Entre el jubilado con una pensión de 500 euros que saca un dinero extra en negro y el médico de la seguridad social que tiene su clínica privada por las tardes, a la que además se lleva pacientes del seguro, hay algunas diferencias, no crees?! Por supuesto que hay que luchar contra el trabajo sumergido, pero tenemos que luchar por la posibilidad de un trabajo digno para todas las personas por encima de todo.

Un saludo y gracias por participar en el debate!

Estamos de acuerdo en que es primordial asegurar unos mínimos decentes para todo el mundo, y perseguir las irregularidades. Sin lugar a dudas con una situación básica decente el trabajo sumergido debería descender. Pero también está la cuestión, como bien destacas, de la "pasividad". Cuantos no hemos ido al mecánico, o nos ha venido un fontanero o electricista a casa y nos a preguntado ¿con factura o sin factura?....¿Qué hemos respondido? :-)

:-) Concienciación, en eso estamos.

Un saludo, Pau.

En mi opinión creo que la situación laboral en la que hoy en día nos vemos inmersos se debe a que nadie esperaba un cambio tan rápido y de una magnitud como el que se ha producido. Estamos acostumbrados a quejarnos, a ver como unos tienen un trabajo en el que trabajan poco y ganan mucho, nos hemos caracterizado por ser unos trabajadores que siempre han mirado al que está por encima y que sin saberlo ha descuidado su verdadera ocupación.
España nunca ha estado acostumbrada a ser un país con unos trabajadores comprometidos y eficientes, el arte del “escaqueo” siempre ha estado presente en nuestro día a día laboral y la crisis económica a la que hemos sido expuestos ha sido el detonante para demostrar qué países estaban mejor preparados que otros para afrontar una situación de estas características.
Por experiencia personal puedo decir que en España todavía existen trabajadores que realizan su trabajo a desgana y de forma mecánica mientras que otros muchos trabajadores cualificados y con una gran ambición por trabajar se tienen que resignar en la cola del paro. Creo que las empresas deberían centrarse más en la eficiencia de sus empleados más que en la antigüedad que lleven en la empresa y de esta manera es como conseguiremos que los mejores estén trabajando y esto pueda llegar a ser una ayuda a favor para mejorar la situación laboral en la que estamos a día de hoy.

RSS

Miembros

© 2020   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio