Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

Fonseca2Así lo cree Francisco Fonseca, representante de España en la Comisión Europea, quien participó en el Curso de Verano “El papel de las administraciones en la Responsabilidad Social Empresarial”, que tuvo lugar a principios de mes en la UIMP de Santander. Fonseca fue el encargado de transmitir el norte marcado por la Comisión Europea dentro de la estrategia marcada para 2011-2014.

El ponente destacó que la “aproximación de la Comisión Europea a estos temas es muy pragmática, siendo muy conscientes de que no podemos introducir nuevas exigencias a las empresas más que las estrictamente necesarias”.  La Comisión debía actualizar todo lo que se había hecho desde 2001 en materia de RSE, no sólo en Europa, sino también a nivel internacional, a la luz sobre todo de cómo ha evolucionado en los últimos 10 años. Y a partir de ahí ha elaborado un Plan de acción “que deja enorme responsabilidad a las empresas. Una opción deliberada, porque pensamos que todos los estándares ya desarrollados (OIT, OCDE, ONU) ya dan las directrices necesarias para desarrollar la RSE según los diferentes contextos de cada país”. “En este sentido no hay nada nuevo bajo el sol, pero lo importante es ser capaces de establecer el núcleo duro que sea aceptado por todas las empresas”, resaltaba.

Fonseca destacó también que desde Europa se tiene muy presente la “gran diferencia entre las empresas internacionalizadas y cómo aplicar la RSE a las pyme, en las que tiene que mantenersede una manera informal e intuitiva”. “La RSE no puede ser una fuente de complicación administrativa suplementaria, mucho menos para las pyme”.

En cuanto a los ejes principales de la agenda 2011-2014 desde laComisión Europea Fonseca destacó ocho:

  1. Refuerzo de la visibilidad, de tomar conciencia. Para ello hay que visibilizar las buenas prácticas y la creación de un Premio Europeo a las mejores prácticas de RSE en base a un partenariado público-privado.
  2. Mejora de los niveles de confianza en RSE. Algo fundamental para que el Mercado interior funcione bien. Fonseca anunció que se ha hecho una macro encuesta para conocer el nivel de confianza a nivel empresarial, de la que se ofrecerán resultados muy pronto.
  3. Mejorar las prácticas de auto-regulación y co-regulación. Para lo que se ha propuesto que la comisión comience un trabajo entorno a buenas prácticas en este tema ya que “están desarrolladas de manera muy insuficiente”.
  4. Reforzar el reconocimiento del propio mercado de las prácticas de RSE: que las políticas de consumidores, de mercados públicos, etc. puedan convertirse en una palanca para este reconocimiento. Para ello se ha propuesto una revisión de estas políticas para ver cómo pueden utilizar criterios sociales y ambientales que pueda ayudar a un mejor reconocimiento mercantil.
  5. Mejorar y reforzar en qué condiciones las compañías debieran desvelar toda la información de cómo aplican la RSE. La Comisión ha presentado una propuesta legislativa sobre esto. Cumpliendo con uno de los compromisos que había adquirido en el Acta de Mercado Único en 2011, “ya que la creación de ese Mercado Único pasa por una política de RSE. Cualquier política de este tipo, insistimos, debe ser muy cuidadosa de hacer esa distinción entre grandes empresas y pyme (a las que se les debe dar toda la flexibilidad del mundo)”.
  6. Integrar la RSE en la educación, formación e investigación. Ya hay proyectos de subvenciones para propuestas que dentro del marco empresarial incluyan la concienciación sobre esto.
  7. Enfatizar la importancia de las políticas nacionales y subnacionales de RSE. Animando a avanzar en los planes de la RSE. “Somos conscientes de que la mayoría de los países están en ello. En la Comisión son conscientes del enorme trabajo que se está haciendo en España y que se consolidó en La Ley de Economía Sostenible. El CERSE es además una de las buenas prácticas a nivel Europeo. Ayudaremos desde la Comisión a que no caiga en el limbo, ya que puede ser crucial”.
  8. Una reflexión fundamental sobre como alinear mejor el modelo europeo de RSE con las tendencias globales. “Por ejemplo, una propuesta concreta en este sentido es que en todas las negociaciones con países terceros integremos esta dimensión, el respeto de la RSE. Estamos haciendo una campaña con las empresas de más de 1.000 empleados para que incluyan la RSE para estar en mejor sintonía en su actuación mundial. Cómo implementar mejor los principios de Naciones Unidas. Lo estamos haciendo ya en las negociaciones con Turquía o Japón. Y con respecto a nuestra actuación en este marco hemos desarrollado dos iniciativas: un estudio sobre las pyme que ya está publicado, y otro que saldrá en breve sobre cómo mejorar la RSE en 3 sectores: agencias de trabajo social y colocación, empresas energéticas y empresas de comunicaciones”.

“Estamos atravesando la crisis perfecta. En materia de RSE hay que integrar lo ideal con lo real. Así que desarrollar e incluir medidas para desarrollar la RSE no puede ser sino positivo. Forma parte ya del núcleo duro de nuestras empresas”.  “Nos permitirá crear empresas más competitivas. No podemos quedarnos parados. Necesitamos una estrategia bien equilibrada, que se corresponde con los intereses de las empresas europeas a medio plazo y que permita responder a las expectativas de todos los grupos de interés”, concluía Fonseca.

Visitas: 64

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Comunidad ÉTNOR para añadir comentarios!

Participar en Comunidad ÉTNOR

Miembros

© 2018   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio