Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

Hasta ahora, la idea mayoritaria sobre lo que significa la Responsabilidad Social Empresarial, consiste básicamente en atender los impactos que tiene la empresa en sus llamados grupos de interés. Sin embargo existe un concepto que busca ir más allá de dicha idea mencionada.

Y ese concepto es el llamado “civismo empresarial”, el cual, palabras más palabras menos, es cuando la empresa se ocupa de atender a la sociedad ante la falta de un gobierno eficaz y eficiente. Al margen de cuestiones políticas sobre cuándo un gobierno cumple con tales calificativos, lo que pretendo resaltar es precisamente el papel que cumple la empresa en la sociedad con este calificativo.

Desde el siglo XIX cuando se implantó el precepto totalmente egoísta y autista de lo que es una empresa, basada en una idea deformada de Adam Smith y que fue ratificada en la segunda mitad del siglo XX por Milton Friedman. Se estableció como paradigma el que la empresa se dedicara única y exclusivamente en satisfacer sus intereses económicos sin tomar en cuenta sus impactos sociales, ecológicos ni económicos.

Con la Responsabilidad Social lo antes mencionado ha sido plenamente rebasado, pero ahora con el civismo empresarial la empresa como organización socioeconómica toma un papel tal vez nunca considerado como una posibilidad real, y si bien alguien lo llegó a pensar en el pasado, tal vez fue considerado como el “sueño de una noche de verano”, algo que ahora ya suena factible.

Considerar el que una empresa aprovechando su capacidad económica, sus nexos comerciales y posiblemente sus relaciones con el gobierno, se preocupe y ocupe en tener en cuenta las necesidades sociales que el gobierno no puede o no tiene las capacidades para atender.

No se trata de una posición del “Buen Samaritano” ni en el otro extremo el pensar que lo hace solamente por hacer negocio y ganar dinero y puede que en cierta medida tengan razón. Sin embargo el hacer negocio no está reñido con la Responsabilidad Social. Lo que lo hace diferente creo, es que a través del negocio está satisfaciendo una necesidad que no es exclusivamente con sus grupos de interés.

Esta posición elimina la actitud autista y egoísta antes mencionada, ubicando a la empresa en función de su giro y especialidad como un instrumento para atender las carencias que pueda tener la sociedad donde se encuentra.

De hecho algunas empresas ya están actuando de alguna manera bajo este concepto aunque no lo mencionan de manera explícita.

El civismo no se refiere únicamente a la convivencia social ni a los aspectos de índole política en el más amplio de sus sentidos, es algo que puede aplicarse a las relaciones comerciales y de negocios y el ejemplo de estas empresas es una muestra clara de ello.

Ante la evidencia de estas empresas con esta actitud cívica, tal vez estemos en el umbral de una nueva era donde la Responsabilidad Social entra al mundo de los negocios de una manera diferente, donde la economía cumpla un papel social, papel en el que la situó Adam Smith y del cual nunca debió haber salido.

Seguiremos platicando ….

Blog: http://atamayon.blogspot.com

Visitas: 31

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Comunidad ÉTNOR para añadir comentarios!

Participar en Comunidad ÉTNOR

Miembros

© 2020   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio