Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

Abro este nuevo "Foro de discusión" para que podamos dejar nuestras impresiones y debatir  alrededor del último escándalo del mundo de la moda:

John Galliano será procesado por "injurias raciales"

03/03/2011ElPaís. El diseñador John Galliano, hasta el martes responsable de la línea de ropa femenina de Dior, se sentará en el banquillo de un tribunal francés antes del verano acusado de proferir "injurias raciales". Se enfrenta a una condena de seis meses de cárcel y a una multa que puede alcanzar los 25.000 euros. La Fiscalía parisiense decidió ayer actuar de oficio tras examinar las dos denuncias presentadas ante la policía la semana pasada por tres personas: la primera fue interpuesta el pasado jueves por una pareja que aseguró que mientras se encontraba en el café La Perle, en el barrio parisiense de Le Marais -donde vive Galliano-, el diseñador les insultó profiriendo frases antisemitas. La segunda fue presentada el sábado por una mujer, que, según afirma, fue objeto también de los insultos racistas de Galliano.

Pero más allá del desarrollo del juicio y de las denuncias presentadas, un vídeo grabado con un teléfono móvil en diciembre de 2010 -también en el café La Perle, del que el diseñador es asiduo- ha marcado irremediablemente el futuro profesional de Galliano.

En la grabación, emitida el lunes por el periódico The Sun, el exresponsable de los desfiles de moda femenina de la casa francesa, visiblemente ebrio, sentado solo en una mesa, aseguraba en inglés, dirigiéndose a dos chicas y a un chico sentados en una mesa contigua: "Adoro a Hitler... Personas como vosotros estaríais muertos. Vuestros padres y vuestras madres estarían gaseados".

La difusión planetaria del vídeo, con la patética imagen de un Galliano alcoholizado alabando a un genocida y las reacciones que siguieron (Natalie Portman, de procedencia israelí, calificó simplemente el comentario de "asqueroso") desembocó en el despido de Galliano. Dior consideró su comportamiento, según aseguró el martes en un comunicado, "particularmente odioso".

Ayer, Galliano, mediante otro comunicado, esta vez emitido desde Londres por sus abogados, pedía perdón: "Presento mis excusas sin reserva si mi conducta ha podido molestar. En nuestra sociedad, el antisemitismo y el racismo no tienen sitio".

Galliano, de 50 años, nacido en Gibraltar, barroco y teatral, considerado por muchos un genio y por otros un diseñador excesivo y sobrevalorado, fue fichado por Dior en 1997 por encargo particular de Bernard Arnault. El presidente de LVMH, el primer grupo mundial del lujo, del que depende Dior, tenía el objetivo de revitalizar la marca y las ventas. Logró las dos cosas, pero a costa de que la casa Dior quedara ligada a las extravagancias de un diseñador que solía despedir sus desfiles -exitosos en su mayoría- vestido de astronauta, pirata, Napoleón o torero.

En los últimos tiempos, según publican varios medios franceses, Galliano, al parecer, acudía poco al taller, inmerso en una espiral destructiva de alcohol y obsesión por adelgazar. Algunos amigos aseguraban ayer en radios y televisiones francesas que Galliano había decidido acudir a una cura de desintoxicación fuera de Francia.

Su despido ha conmocionado al mundo de la moda, que ha empezado instalada en un fenomenal embrollo su bianual celebración de poderío y creatividad que supone la semana de los desfiles de París. El diseñador Karl Lagerfeld se refirió así al incidente en la publicación Women's Wear Daily: "Esto me pone furioso (...) La imagen ha dado la vuelta al mundo. Y es una imagen horrible para la moda, porque se puede pensar que todos los diseñadores son así".

 

La reacción del káiser ha sido intransigente. Karl Lagerfeld afirma estar«furioso» con John Galliano por haber ofrecido con su comportamiento una imagen «horrible» del mundo la moda. El escándalo provocado por los insultos racistas y antisemitas del diseñador británico, que le han costado el cargo de director creativo de Dior y un procesamiento judicial, sacude la pasarela que se celebra esta semana en París.

 

[Noticia publicada en el Periódico El País, 03/03/2011: http://www.elpais.com/articulo/cultura/John/Galliano/sera/procesado...]

 

 

De todo ello, una de las cosas que más me ha sorprendido es la repulsión que tal actitud ha provocado entre sus propios colegas de pasarela. Parecía que nos habíamos acostumbrado a navegar en un mundo más dado al corporativismo y al clientelismo que a la crítica y la exigencia de responsabilidades y ahora nos sorprenden con todo esto. En fin, bienvenido sea el cambio. ¿Qué os parece?

 

Visitas: 1327

Respuestas a esta discusión

En mi opinión John Galliano debe ser consecuente con sus actos y asumir sus consecuencias. El hecho de que ahora nos quieran hacer creer que el diseñador dijo esos comentarios racistas y antisemitas en un momento de embriagadez pienso que no sirve de excusa para nadie, ya que ninguna persona que no piense esas cosas por muy ebrio que se encuentre nunca sería capaz de decir esas palabras y por mucho perdón que pida ahora la gente ya no lo va a mirar del mismo modo.

Por lo que respecta a su despido de Dior, me parece que la marca Dior ha hecho lo correcto para salvar su imagen y no verse involucrado en un asunto de tal calibre, pero al mismo tiempo me parece un poco extraño que personas que se supone que lo conocen personalmente no supieran de sus ideologías, ya que a éste no parece importarle decírsela a unos desconocidos.

Finalmente, en cuanto a las declaraciones hechas por parte del diseñador Karl Lagerfeld sobre que se encuentra “furioso” por las palabras de Galliano, insinuando que esto perjudica al mundo de la moda, estoy de acuerdo con Laura, yo también discrepo ya que pienso que cada uno es responsable de sus actos y en este caso no veo que el mundo de la moda pueda obtener una mala imagen por los comentarios racistas realizados por parte de John Galliano.

En cuanto a las pretensiones de validez, pienso que se cumplen la intangibilidad del mensaje, ya que las personas a las que insultó Galliano le entendieron perfectamente y el resto de la sociedad al ver las imágenes también lo hemos comprendido. Por otro lado, también se cumple la propiedad de la verdad, ya que el diseñador al hacer esos comentarios dijo lo que pensaba, pero en el caso de pedir disculpas no creo que se cumpla esta propiedad porque no pienso que él realmente se arrepienta de sus comentarios sino, más bien, se ha visto obligado a hacer esas declaraciones para intentar lavar su imagen.

En mi opinión, si Galliano hubiera insultado a otra etnia como pueden ser los negros, los cuales no mueven tanto dinero como los judíos, el caso habría resonado, pero no lo hubieran destituido.

Al ser el cabeza de la empresa un judío estaba claro que Galliano no iba a seguir siendo director creativo de la firma de moda.

 

De este modo creo que nadie es libre de pecado, y que Dior ya sabía como era el desde un principio (borracho entre otras cosas) pero no les importaba porque hacía dinero y nadie sabía la verdad.

 

Así pues, creo que toda la destitución ha sido por temas económicos, y sin duda hay que decir que Dior tiene claro que su marca ya no va a ser tan venerada. Además, que en mi opinión, no han elegido un buen director creativo que sustituya a Galliano, es el señor Tisci, ex director creativo de Givenchy después de McQueen y Galliano. Demasiado gótico minimalista a mi parecer. 

 

No creéis que han gestionado mal el cambio de director creativo? O es que pretenden volver a poner a Galliano una vez se haya recuperado? Realmente si no fuera así, creo que habrían puesto a uno de los grandes de la moda que, recientemente, por una mala gestión, perdió su marca, como es Christian Lacroix.

 

Bueno, espero haber expuesto un punto de vista distinto que haga que hablar.

Bajo mi punto de vista, John Galliano pide disculpas públicamente porque sabe que las declaraciones que hizo sobre que él amaba a Hitler y las amenazas de las cuales le han acusado le han traído consecuencias muy desastrosas para su futuro profesional, ¿quién sería capaz de volver a contratar en el mundo de la moda a un hombre que tiene esas creencias?. La excusa que ponen su abogado y él de que iba borracho no tienen justificación, ya que el ir borracho no quiere decir que no piense lo que dice, sinó todo lo contrario cuando una persona va ebria suele hacer y decir todo aquello que piensa y no se atrevería a decirlas cuando va en unas condiciones óptimas.

Por otra parte, la reacción de Dior de prescindir de sus servicios es la más acertada, porque hoy en día vivimos en una sociedad que pasa factura a los que no cumplen con ciertos requisitos morales y éticos. Hoy en día parece que a la sociedad (afortunadamente) le importa mucho más que se cumpla con los derechos humanos que hace unos años atrás.

La reacción de Karl Lagerfeld con las declaraciones que ha hecho también se puede considerar lógica. Es verdad que por las declaraciones de uno no lo tienen que pagar todos, pero también es verdad que en nuestra sociedad solemos juzgar a un colectivo por las acciones de un sólo individuo. Aunque el único responsable de  dichas declaraciones es Galliano.

Por último, decir que para llegar al entendimiento tiene que haber igualdad de condiciones de participación y una tolerancia mutua, cosa que en este caso no existe porque las declaraciones de Galliano son del todo intolerables, encontrándonos ante un diálogo roto ya que no cumple con las cuatro pretensiones de validez que permiten la existencia de un diálogo tendente al entendimiento.

Un saludo.

 

RSS

Miembros

© 2017   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio