Comunidad ÉTNOR

Foro de debate sobre ética y responsabilidad social en empresas y organizaciones

Parece evidente que la respuesta a esta cuestión empiece con un 'depende'. Ya que de su gestión dependerá si nos servirá para mejorar los niveles de transparencia en la gestión de las organizaciones.

 

Sin embargo, hay un factor que parece interesante de ser subrayado en este tema es que en la red los "maquillajes" no parecen tener más lugar. Se abre un espacio de debate público que permite que busquemos información coherente e profundizada sobre los más diversos temas.

 

En manos de quienes está la gestión de la RSE en la red?

 

Cómo se están utilizando las herramientas que las nuevas tecnologías nos ofrecen?

 

Es posible hablar de RSE 2.0 o todavía es demasiado pronto para abogar por una corriente de gestión que vaya por esta línea?

 

Estas son algunas de las preguntas iniciales que me hago y que me gustaría compartirlas con vosotros y saber sus opiniones sobre los temas planteados.

 

Un fuerte abrazo a tod@s!

 

 

Visitas: 295

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Hola Dilnéia:

Creo que lo más importante que introduce la comunicación 2.0. en relación a la RSE es la posibilidad de feedback real entre todos los grupos de interés. Las redes sociales ofrecen la posibilidad a cualquier grupo de afectados de poder expresar sus intereses, sus quejas, y poder ser atendido muchas veces incluso en tiempo real!

 

Lo más importante es tener claro esta premisa, e iniciarse en la comunicación 2.0. desde el convencimiento de que queremos dar la palabra a todo el mundo. Si no se cometen errores importantes que, como siempre, empeoran más la situación que otra cosa. Tal es el caso de empresas que están gastando Facebook para ofrecer información de manera unidireccional, borrando comentarios que nos les parecen "oportunos" y limitando el diálogo. Las nuevas formas de comunicación, como es este foro, son una gran avance, pero lo más importante es el compromiso con la comunicación real, sin ese presupuesto no responderán a su cometido.

Un saludo y gracias por iniciar este debate.

Hola Dilnéia:

En mi opinión la RSE 2.0 es una buena herramienta de comunicación. Sin duda alguna, en el mundo globalizado, conectado, en el que vivimos, veo imprescindible el uso del Internet para cualquier tipo de trámite. Incluso podría llegar a ser beneficioso para las empresas, porque podrían ver qué tipos de acciones llevan al cabo las otras empresas e intentar superarse o simplemente, si no lo hacían, empezar a llevarlo a cabo. Obviamente, como comentabas, también pueden “maquillar” la información pero, tal vez, sean riesgos que debemos correr para mejorar un poco y confiar en la buena fe de las empresas, que es lo único que, en ocasiones, nos queda.

 

Muchas gracias por su atención.

Paula

Hola Compañeras,

 

aprovecho este post para intentar comentar un poco de lo que las dos - Carmen y Paula -habéis apuntado para el debate.

Estoy totalmente de acuerdo contigo Carmen en que la comunicación 2.0 traiga las posibilidades que apuntastes a la gestión de la RSE en la red, una práctica que muchos ya suelen llamar RSE 2.0. En una de mis búsquedas por Internet encontré esta definición aportada por Plarse (Programa Latinoamericano de Responsabilidad Social Empresar... que me parece muy acertada y clara. Espero que os sirva. 

 

Asimismo, Paula queria comentarte que cuanto a lo que dices sobre la RSE 2.0 sea una posible herramienta de impulso competitivo entre las empresas me parece muy interesante que lo comentes pues lo veo esto con mucho cuidado. Me explico: la política de RSE que adopta una empresa entiendo que es algo que debe adaptarse al estilo empresarial de la organización que tenemos, es decir no sirve que las empresas intenten "copiar" modelos de planes de gestión de otras organizaciones... el tipico "si ellos hacen nosotros hacemos también". Esto es ineficaz, pues cada empresa tiene una identidad propia que conforma la cultura de la empresa. Por esto, cada empresa tendrá que ver como abordar la RSE en su organización... y como la RSE 2.0, en nuestro caso, puede servir dentro del plan de gestión de la comunicación de aquella empresa.

 

En pocas palabras, la RSE y la RSE 2.0 no tienen una receta de como hacerlo con sus medidas exactas que sirve para todas las empresas - sean ellas grandes, medianas o pequeñas; textiles, alimenticias o de infoentretenimiento. - se trata de ver las necesidades reales de los grupos de interés de la organización de los impactos positivos u negativos que una acción o otra puede generar.

 

Claro está, que debemos seguir alguna metodología propia y específica de la gestión, que ofrecen el marco normativo y las herramientas de comunicación básicas y especifícas que componen este proyecto, pero luego como cada empresa lo irá gestionar depende de un plan de comunicación específico que pueda atender a las demandas de los grupos de interés de aquella organización, pienso.   

 

¿Qué piensan vosotras y los demás sobre esto? 

 

Además, dejo otra cuestión en el aire: ¿Aún cuanto a la RSE 2.0, estamos frente a un fenómeno que podrá ayudar a revisar el carácter de las empresas, la forma de hacer "negocios"?

 

¡Seguimos en contacto!

 

Un abrazo.

Desde hace unas décadas, Internet está presente en nuestro día a día, en parte por la cantidad de ventajas que nos proporciona. Las empresas, independientemente de la actividad a la que se dediquen, se han dado cuenta de la importancia y de lo recurrido que es para la sociedad este medio de comunicación. Una prueba de ello lo encontramos en que la mayor parte de las asociaciones, organizaciones… con o sin ánimo de lucro cuentan  con una página web propia donde proporcionan cierta información sobre ellos.

 

Hace unos años atrás, también surgió el deseo por contribuir en RSE, y afortunadamente sigue teniendo un gran peso. La finalidad posiblemente fuera “limpiar su imagen” y conseguir atraer más público. Me gustaría pensar que la RSE se debió a un acto moral y ético más que económico.

 

Que hoy en día se haya evolucionado hasta llegar a la llamada RSE 2.0 me parece muy buena idea, siempre que se utilice correctamente, es decir, dando la posibilidad de que cada persona pueda dar su opinión y que esta pueda ser vista por gran parte de la población. De esta manera esta nueva forma de comunicación intenta fortalecer  las prácticas de RSE.

 

No obstante, si las opiniones que se exponen sobre una determinada empresa son negativas, su imagen corporativa puede quedar perjudicada. Además, para evitar estas críticas negativas también se puede proceder a la censura del comentario, por lo que estaríamos negando la posibilidad de expresar libremente las opiniones de los participantes, y por lo tanto estaríamos eliminando uno de los principios de la RSE 2.0.

 

Como vemos, la utilización de Internet y de las nuevas tecnologías, como la RSE 2.0, puede tener tanto ventajas como inconvenientes de los cuales tenemos que ser conscientes.

Un saludo.


 

En los últimos años hemos asistido a la emergente aparición de nuevas formas de comunicación tecnológica. Estas innovaciones se traducen en posibilidades interesantes para la estrategia de acciones comunicativas y comerciales para las empresas. En el actual panorama, encontramos principalmente sitios web, blogs y las poderosas redes sociales. En nuestro país, millones de usuarios utilizan ya estos servicios. Casi todas las personas de nuestro entorno tienen alguna de las redes sociales conocidas como Facebook o Twitter; en algunos casos, varias.

Como he citado, estas nuevas tecnologías presentan nuevas posibilidades para las compañías. Aparte del refuerzo de la propia marca que supone la presencia en estas modalidades interactivas, ofrece a las compañías una plataforma comercial alternativa. La presencia en los canales de la Web 2.0 permite ampliar también la repercusión mediática de sus acciones con un coste muy bajo, activar campañas a través de estos canales, fidelizar a los clientes, etc. Es cada vez más habitual que los medios de comunicación contribuyan a la difusión de determinadas acciones o movimientos de la empresa a través de sus noticias, aunque no siempre éstas sean positivas.

La expansión de la tecnología en este sector permite asimismo facilitar el diálogo entre los distintos participantes de la acción empresarial, la posibilidad de retroalimentación entre todos los grupos de interés. Las redes sociales permiten en la actualidad que el usuario consiga que su voz sea escuchada, facilite a la empresa su trabajo de mejora constante a través de la comunicación de dudas, preguntas, quejas y otras cuestiones. La empresa tiene en su mano la posibilidad de hacer un buen uso de estas nuevas modalidades.

En casos en que asome una crisis en la empresa o alguna acción derive en malentendimiento, además, estas formas de comunicación facilitan una nueva vía para la disculpa o la rectificación, la aclaración según la situación, de la compañía para/con los grupos de interés. Una empresa ha de actuar con integridad, responsabilidad, y sobre todo, con transparencia, para sentar las bases de la confianza. La información ha de ser fluída, pero no tiene porque ser siempre favorable. Lo mejor que se puede hacer con las informaciones comprometedoras en casos de crisis es hacerlas públicas, ya que la ocultación, y por supuesto, el engaño, generará desconfianza que se traducirán en resultados indeseados.

Por tanto, son innumerables las posibilidades desde el punto de vista de comunicación y de marketing al ofrecer a las compañías la posibilidad de ponerse en contacto con todos sus clientes de forma instantánea y personalizada

Como reflexión final, es esencial tener en cuenta estas formas de comunicación que tantas posibilidades ofrecen. El público de la empresa está allí y por tanto la empresa también debe estar. Sin embargo, no debe ser el único canal y las empresas deben seguir haciendo uso de los canales tradicionales y no centrar su estrategia en el uso de estas emergentes e inciertas formas de comunicación. Definitivamente, éstas dos vías han de correlacionarse. Todo ello, basándose en acciones unidas cuyo único fin debe ser el diálogo y el consenso con los grupos de interés.

 

En mi opinion la ideea de utilizacion de las redes sociales para promover las politicas de RSE que realizan las empresas mejorara su transparencia y la imagen de cada uno.La sociedad actual es ya " adicta " a las redes sociales.Es algo ya comun en nuestra vida y desde el punto de vista de la comunicacion es uno de los canales mas importantes para comunicarnos , opinar y dar propuestas.Muchas de las grandes compañias aparte de las paginas web corporativas han abierto cuentas en diferentes redes sociales donde exponen a diario actividades relacionadas con la empresa , su implicacion en la sociedad tanto desde el punto de vista socio- economico como  medio ambiental. Pienso que es una forma muy rapida y eficiente de que las empresas consigan resultados positivos de cara a mejorar su imagen y recibir buenas criticas por parte de la sociedad de cara a la RSE.

Hoy en día no nos imaginamos una vida en Internet, nos aporta muchas ventajas y sobretodo a las empresas, que sean grandes o pequeñas, con ánimo de lucro o no cuentan con un espacio en el amplio mundo de la red.

Además, también desde hace unos años, la sociedad se dio cuenta de que las empresas tienen que influir en el mantenimiento del mundo, y no sólo me estoy refiriendo al medio ambiente. Las empresas deben cuidar del entorno y de las personas que lo componen y sobretodo a aquellas que son grupos de interés en las sociedades. Además también servían para dar una buena imagen a la población y eso además, también podría aportar beneficios de paso. O por lo menos es lo que queremos pensar con la aplicación de la RSE.

Pues bien, hoy en día todo ha evolucionado y la Responsabilidad Social ha trascendido a Internet y se ha creado la RSE 2.0 donde se puede dar la opinión de los usuarios y que los demás puedan verlo y concienciarse. Esto cambia la manera de practicar RSE y hacerla más eficaz

Hola Dilnéia y demás participantes en este debate.

Para comenzar, quisiera contestar a la pregunta que lanzaste en tú ultimo comentario Aún cuanto a la RSE 2.0, estamos frente a un fenómeno que podrá ayudar a revisar el carácter de las empresas, la forma de hacer "negocios"?. En mi opinión, sí, lo estamos. Cada vez son más las iniciativas de responsabilidad social tomadas por diferentes empresas a través de la web 2.0. concretamente en las redes sociales como tuenti y facebook, más que nada porque son las que yo frecuento y por tanto puedo dar una opininón "real". Por ejemplo para verlo más caso hablaré de Google, quien a través de tuenti y supongo que se habrá publicado por toda la red, nos da a conocer un nuevo buscador www.econota.com con el que se compromete a plantar 1 arbol por cada 50 personas que se lo pongan de página de inicio. Desconozco el número de árboles que llevarán plantados pero en ese evento son más de 245 000 usuarios los que le han dado al "sí". Quizás no se lo hayan puesto de buscador pero todos ellos ya conocen al google verde, a su lado más ecológico.

Uno de los pilares fundamentales en el éxito de las empresas es LA CONFIANZA que depositen en ella sus consumidores. Para ello, es necesario que sean transparentes, que muestren como son, las acciones que toman. Y la responsabilidad social juega un papel muy importante en esto de la confianza, algo que las empresas conocen. De ahí que traten de hacer eco de las "buenas acciones" que realizan a través de la web 2.0. El problema está en que esto también se les puede volver en su contra y conocer a través de internet la parte "oscura" que puedan tener algunas empresas. De hecho para una práctica de ética utilizamos twiteer para mostrar nuestra opinión (supongo que la gran mayoría, por no decir todos, desfavorable) hacia telefónica por los despidos que realizó en España a pesar de seguir ganando dinero.

Así que supongo que tarde o temprano las empresas se daran cuenta de los pros y los contras de esta web 2.0. y aprenderán tanto a utilizarlas para ya no solo hacer eco de las buenas acciones de responsabilidad social que estén tomando, sino también para explicar/disculparse de lo que hagan mal. Aunque bueno, de momento parece que siguen optando por el "maquillaje", el lado opuesto de la transparencia que deberían tener.

Hola Dilnéia, planteas la pregunta ¿En manos de quienes está la gestión de la RSE en la red?, y pienso que esa es una de las claves, no es la aplicación en sí, todas las herramientas tecnológica para el avance de cualquier tema es fundamental, y sobre todo si hablamos de temas de transparencia o responsabilidad social. Lo importante es que haya regulaciones, y más cuando aun no hay medidores claros del tema tan complejo que es la transparencia, que incluye el de la  responsabilidad social de nuestras entidades económicas.

La estrategia de comunicación de cualquier empresa, ya no sólo en relación a la RSE, no se entiende ya sin la componente on-line (2.0/3.0). Estamos ante una plataforma excepcional de comunicación bidireccional y diálogo con los stakeholders corporativos  a nivel global y en tiempo real. Además como en toda red social nuestro mensaje, experiencias y noticias corporativas actúan como verdaderos altavoces convirtiéndose en un verdadero agente propagador de reputación positiva hacia la sociedad.

RSS

Miembros

© 2019   Creado por Quique.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio